Con la llegada de la segunda ola, la provincia ha registrado una importante cantidad de casos positivos de covid-19, lo que preocupa al gobierno por que las camas UTI se encuentran al 90%.

// Mira también: Por un error de sistema, citaron a los adultos mayores a vacunarse de madrugada

Hasta el viernes pasado, cuando fue publicado el Informe Covid semanal que confecciona el Ministerio de Salud, en la misma región la ocupación de camas UTI era de 71%, mientras que el promedio provincial rondaba 65%. Desde la Asociación de Clínicas y Sanatorios de Mendoza (Aclisa), en tanto, informaron ayer que la ocupación de camas críticas alcanzaba 99%, es decir, prácticamente total. La semana pasada hablaban de 92%.

Nadal reconoció que “el sistema de salud está tensionado” pero que desde la gestión trabajan en forma articulada “con el sector privado y también poniendo en funcionamiento todos estos mecanismos de ampliación de camas y de camas críticas, fundamentalmente”, para evitar el colapso.

En esa línea, la ministra resaltó las ampliaciones que se están efectuando e hizo referencia puntual al Hospital Central. Aunque sin brindar precisiones en cuanto a la fecha deslizó que “prontamente” tendrá lugar la inauguración del subsuelo de ese efector: “Nos va a dar un respiro para las camas críticas” aseguró Nadal.

// Mira también: Los docentes deberán volver a las clases presenciales a los 14 días de haberse vacunado

El plan oficial es que en ese sector del principal hospital público del Gran Mendoza se habiliten 34 camas de terapia intensiva, aunque aún no se define si se habilitaran por parte o en forma total. Fuentes oficiales deslizaron que, en principio, serían 21 las que tendrán listas en las próximas semanas. Entre los factores que influyen están el equipamiento, el personal (que, en parte, deberá incorporarse) y las necesidades del propio hospital.

*Este texto fue publicado originalmente por Los Andes. Se reproduce aquí con la autorización correspondiente.