Este jueves 26 de agosto se cumplen cuatro años del crimen de Alan Villouta, el joven de 21 años que fue atropellado y abandonado en el medio del Acceso Sur en 2017. Su familia ante el aniversario comenzó a buscar fondos para crear una pasarela que atraviese el Acceso y darle mayor seguridad a quienes tengan que cruzarlo.

// Mira también: Feminicidio en Maipú: habló la madre de la joven y afirmó que ya habían realizado una denuncia por violación

Cada 26 de agosto la familia de Alan recuerda el trágico accidente y trata de concientizar sobre el tema. Hace tres años plantearon un proyecto que busca construir una pasarela que cruce el Acceso Sur para quienes tengan que hacerlo, lo puedan realizar con seguridad.

La Red de Corazones decidió cumplirles el sueño a los papás de Alan y comenzarán a darle vida a este proyecto que hace tanto planean.

Cómo ayudar

Desde la Red de Corazones y los padres de Alan Villouta piden la colaboración de todos los mendocinos.

El municipio de Guaymallén se sumará a la causa y buscará presupuestos y mano de obra para comenzar a construir la pasarela, pero el municipio solo no puede solventar los gastos por lo que se necesita de la colaboración de alguien más.

Todas las personas que quieran colaborar pueden comunicarse al 2615914642. Andrea y Andrés son los encargados de manejar el proyecto y ellos indicarán a las personas los pasos a seguir.

// Mira también: Femicidios en Mendoza: cuatro mujeres fueron brutalmente asesinadas en lo que va del año

El caso de Alan

Fue en la madrugada del 26 de agosto del año 2017 cuando Alan Villouta de 21 años salía de trabajar del mall La Barraca para volver a su casa.

El joven mientras cruzaba el Acceso Sur a pie fue embestido por una camioneta Porsche Cayenne. El conductor, Alejandro Verdenelli, se justificó con que no sintió el golpe y se dio a la fuga.

Personas que circulaban en ese momento a la salida del mall presenciaron el impacto y corrieron a asistir al joven pero ya era demasiado tarde.

La policía logró dar con el conductor gracias a las cámaras de seguridad. Verdenelli estuvo varios meses tras las rejas hasta que su causa cambió a Homicidio culposo y pasó a tener prisión domiciliaria.

En 2020 finalizó el juicio y el hombre recibió una pena de 3 años en suspenso y 8 años de inhabilitación para conducir.

Juicio por la muerte de Alan Villouta: Verdenelli quiere que la Corte revise la condena