Las peras a lo largo de esta temporada se encuentra a buen precio y en el punto justo. Estas frutas, que además de ofrecer vitaminas y minerales al organismo están asociadas al envejecimiento sano y a la buena inmunidad, son versátiles para la cocina.

Por ello, te ofrecemos un par de opciones para que las disfrutes de la mejor manera ya sea como postre o para el mate. Para quedar como todo un gourmet está la receta de peras al vino tinto y para sumar algo rico a la merienda, una tarta de pera.

Tarta de pera

Tarta de peras

Ingredientes:

  • 700 g de peras
  • 3 peras para la decoración
  • 3 huevos
  • 1 taza (250 ml) leche
  • 1 medida la taza de harina
  • 1 medida la taza de azúcar
  • Canela molida
  • pizca sal
  • Manteca y harina (para el molde)
  • Para pincelar la superficie: miel

Preparación:

  1. Pelar las peras y cortarlas en trozos. Las 3 que vamos a utilizar para la decoración final las cortaremos en finas láminas, pero es mejor hacerlo una vez tengamos la masa dentro del molde.
  2. Preparar para batir los huevos, las peras troceadas, el harina, el azúcar, la leche, la pizca de sal y la canela molida. Revolver hasta que estén todos los ingredientes unidos.
  3. Preparar el molde para el horneado. Utilizar uno de bordes rizados, con base desmontable y un diámetro de 28 cm. Engrasar con un poco de manteca y poner poco de harina.
  4. Una vez listo el molde, verter nuestra masa.
  5. Colocar las finas láminas de pera, recién cortadas.
  6. Hornear a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 50 minutos y colocaremos el molde a una altura media.
  7. Esperar a que se enfríe a temperatura ambiente y después desmoldar.
  8. El toque final es pincelar la superficie con miel.

Peras al vino tinto

Para aprovechar que no sólo es estación de peras sino también de Vendimia, vamos a compartirles una receta para los amantes del vino mayores de edad.

Peras al vino.

Ingredientes: (para tres personas)

  • 6 peras de tamaño medio
  • 1 botella vino tinto (750ml)
  • 200 g de azúcar
  • la piel de 1 limón
  • 1 canela en rama
  • 2 estrellas de anís
  • 3 clavos de olor

Preparación:

  1. Con la ayuda de un pelador, pelamos cada pera sin eliminar el rabillo y realizamos un corte transversal en la base, de tal forma que puedan mantenerse de pie en posición vertical. Así será más fácil trabajar con ellas.
  2. En una olla suficientemente amplia como para que quepan todos los ingredientes, añadimos el vino junto con el azúcar y lo llevamos a ebullición. Removemos con una cuchara para que el azúcar se disuelva sin dificultad.
  3. Hecho esto, bajamos a fuego medio y añadimos la piel del limón, la canela, las estrellas de anís y los clavos de olor. Vamos a dejar que aromaticen el vino durante 5 minutos antes de añadir las peras.
  4. Ahora vamos a colocar las peras en posición vertical para que el vino las cueza desde la base y que no se nos deshagan por arriba. Tapamos la olla y dejamos que se cocinen durante 25 minutos. Cada 5 minutos vamos a abrir la cazuela y, ayudándonos con un cucharón, regamos las peras con el vino caliente. Así se cocinarán también por su parte superior.
  5. Pasado el tiempo, retiramos las peras y las reservamos en un plato. Ayudándonos con un colador, retiramos la piel del limón, la canela, las estrellas de anís y los clavos. Dejamos que el vino cueza durante 5 ó 10 minutos, hasta que reduzca un poco. Este almíbar acompañará de maravilla a las peras al vino tinto que acabamos de cocinar, a la hora de servirlas.

Las podemos servir al vino tinto caliente o frío, la receta no variará y será igual de sabrosa.

Beneficios de la pera

Los perales son árboles frutales de la familia de las rosáceas, como el manzano, originarios de Europa y Asia. Gracias a su amplia extensión de cultivo hoy Argentina es uno de los principales exportadores y productores de Sudamérica.

En lo que respecta a Mendoza, las principales zonas que se dedican a este fruto es Valle de Uco, San Rafael y General Alvear, por lo que estas deliciosas frutas se consiguen muy frescas en las verdulerías.

Las peras contienen mucho líquido aportándole al organismo vitaminas y minerales cómo:

  • Vitamina A, E, C Y B.
  • Calcio.
  • Potasio.
  • Hierro.
  • Fibra.
  • Boro.
  • Yodo.
  • Pectina.
  • Betacaroteno.
  • Hidratos de carbono.
  • Antioxidantes.
  • Ácido fólico.

Además cumplen una función prebiótica, asociadas al envejecimiento sano y a la buena inmunidad. Ayudan a la flora intestinal en su funcionamiento el cual consiste en eliminar las bacterias y virus dañinos y ayudar en la digestión.

Este fruto posee una gran cantidad de antioxidantes, que disminuyen la inflamación y contribuyen a la salud del corazón. Tienen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Debido a que son bajas en calorías, ayudan a bajar de peso. Cuentan con una gran cantidad de agua y fibra, lo que les permite hacer que la persona que las consuma se sienta saciada.

Contribuyen al sistema inmune en sus funcionamientos gracias a los flavonoides antioxidantes y a la vitamina C: estimulan la producción de glóbulos blancos. Así como mejoran a su vez sus funciones para ayudarles a eliminar varias condiciones dañinas para el cuerpo.