Un padre de familia fue baleado porque se resistió a que le robaron el auto. Estaba pasando el día en familia en un camping en la ruta 87 en Pedriel, Luján de Cuyo.

El hombre recibió dos disparos y fue internado en el hospital Lagomaggiore.

//Mirá también: Intentaron robar a un hombre, era policía, se defendió y baleó a uno de los ladrones

La alta temperatura del sábado fue una invitación a pasar el día al aire libre. Así lo hizo Michael (38) junto con la esposa, la hija y el novio de la chica.

Tras una jornada en contacto con la naturaleza en el camping municipal El Gauchito Gil, al caer la tarde la familia comenzó a levantar campamento para regresar a la casa.

En ese momento cuatro delincuentes los sorprendieron y a punta de pistola los amenazaron, les quitaron los celulares y le exigieron a Michael que les diera las llaves del auto.

Los asaltantes pusieron primera y escaparon, sin embargo el padre de familia no iba a quedarse de brazos cruzados y salió corriendo detrás de ellos.

Como ya no iban a poder pasar inadvertidos, los delincuentes optaron por abandonar el vehículo y escapar a pie pero la retirada no sería en paz. Comenzaron a disparar para cubrirse y balearon a Michael en las piernas.

//Mirá tamibén: Una escuela mendocina fue destacada como “caso de éxito” por Google

El hombre fue asistido por el SEC y trasladado al hospital Lagomaggiore donde le diagnosticaron dos heridas de arma de fuego con orificio de entrada y salida en ambas piernas.

El caso quedó a cargo de la Oficina Fiscal 11 de Comisaría 11 de Luján.