Para combatir e intentar terminar de una vez por todas la clandestinidad, el Ente de la Movilidad Provincial (EMOP) dio a conocer una nueva normativa que deberá cumplimentar todo el servicio de remís en un plazo de 30 días.

//Mirá también: Por ley será falta leve no usar las luces bajas en la circulación en Mendoza

La nueva resolución 1616/21, establece que los permisionarios tendrán que informar, mediante la declaración jurada, de un predio de guarda para los vehículos, teléfonos de contacto y plataformas electrónicas mediante las cuales se concretará el pedido del servicio.

El documento tendrá que enviarse por correo electrónico a mesadeentrada@emop.com.ar.

Una vez cumplido el plazo determinado para la presentación de la información solicitada, todo remís que circule en la vía pública con o sin pasajeros y no cumpla la normativa podrá ser retenido hasta 30 días hábiles y se le aplicará una multa de hasta 5 mil unidades fijas.

Lo que se busca con esta nueva normativa es controlar la proliferación de prestaciones clandestinas y desalentar su uso por parte de los usuarios, teniendo en cuenta los riesgos que conlleva para la seguridad de las personas.

Consultado por Los Andes, Jorge Tevez, presidente del Ente de la Movilidad Provincial (EMOP) dijo que “vamos a ordenar la información oficial para poder precisar a quien atacar. Y sería bueno que declaren si la tienen alguna web, avisos en Facebook o Instagram, que lo comenten. Porque esto está atado a futuras acciones”.

Relevamiento

Lo primero que se realizará será un relevamiento de las remiseras y remises que en la actualidad cumplen servicio, contó Pedro Guerra, titular de Aprotam.

//Mirá también: En el primer semestre del año se produjeron 56 muertes en siniestros viales

“Se va a tener un registro de las remiseras autorizadas y de esa manera se va a poder inspeccionar las que no están registradas. Nosotros mismos hemos hecho presentaciones en fiscalía por las remiseras clandestinas. También hemos denunciado que hay remiseras que son legales y autorizadas que también tienen servicios ilegales o comitentes determinados para el traslado de personal de empresas o ART y que en los últimos años han sido autorizados sin control. Es un servicio que no cumple con las normas de técnica como sí lo hace el servicio autorizado”, explicó Guerra a Los Andes.

El empresario al referirse a los medios dígitales dijo que “aunque no son obligatorios, pueden ser útiles para comprobar que la empresa está realizando viajes. También se ha dado que hay servicios que siguen trabajando porque estaban registradas en alguna plataforma electrónica y ahora ya ni lo están haciendo. Funcionan de manera ilegal”, concluyó.