La pequeña Nina alentó -desde Milán- a su papá Lautaro Martínez durante el partido de la Selección Argentina versus Uruguay. Y después de dormir unas horas, se despertó -como ya es habitual- a la madrugada para jugar con su mamá Agustina Gandolfo. Como consecuencia de la noche agitada, la influencer mendocina se levantó como “zombie”.

//Mirá también: Argentina brilló en el Monumental y goleó 3-0 a Uruguay

Durante el partido por las eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022, Lautaro Martínez convirtió el tercer gol para el equipo argentino y demostró una vez más por qué está nominado al Balón de Oro. “Te amamos. Vamos mi amor”, posteó Agustina Gandolfo al inmortalizar en Instagram el momento del festejo del también delantero del Inter.

Con un posteo, Agustina Gandolfo festejó el gol de Lautaro Martínez.

Nina celebró frente al televisor en su casa de Milán junto a su mamá y su familia materna que viajó desde Mendoza para acompañar a la influencer. Conectados en la distancia, las cámaras televisivas captaron la emoción de Lautaro Martínez cuando fue reemplazado a los 23 minutos del segundo tiempo. Según explicó el bahiense, se emocionó al pensar en su familia. “Esto es sacrificio, dejar muchas cosas de lado”, manifestó el futbolista agradecido.

Nina se despertó a las seis menos cuarto de la mañana.

Como cada noche, la pequeña se fue a dormir. Pero no por algo se ha ganado el mote de “terremoto” como la llama su mamá y en plena madrugada se despertó con toda la energía para jugar con Agustina. “Vendo”, publicó su mamá. Es habitual este tipo de publicaciones porque es sabido que Nina tiene problemas para conciliar el sueño de corrido.

//Mirá también: El problema de Agustina Gandolfo y Lautaro Martínez con su hija: “Vendo bebé despertador”

Pero como toda mamá, Agustina Gandolfo debía este lunes continuar con sus compromisos cotidianos. Así con maquillaje y anteojos oscuros, disimuló bastante bien que sólo durmió dos horas. “Soy un zombie”, se sinceró la mendocina, pero aún así cumplió con su jornada.

Agustina Gandolfo se definió como zombie tras haber dormido sólo un par de horas.