Este viernes comienza el alegato que impulsa la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo en el juicio que continuará en Mendoza. La causa es por la apropiación de la hija de Carlos Simón Poblete y María del Carmen Moyano militantes de la organización Montoneros.

//Mira también José Luis Ramón criticó fuertemente a la UCR de Mendoza

La Tribuna Oral será nuevamente escenario de la audiencia esta vez desarrollada a las 9.30. Un comunicado informó que la audiencia estará integrada por Alberto Carelli, Héctor Cortez y Alejandro Piña, y la representación de Abuelas estará a cargo de los abogados Viviana Beigel y Emanuel Lovelli.

Sobre la causa

Los acusados son el matrimonio que inscribió a la niña como propia y el hombre que presuntamente falsificó su rol como testigo de nacimiento. Ellos son Iris Yolanda Luffi y Armando Osvaldo Fernández, oficial inspector en el D-2 de la Policía de Mendoza y el expolicía Abelardo Santiago Garay.

Por otro lado, la nieta 127, Miriam Fernández quiere conservar su apellido actual. Esta decisión la llevó a afrontarse legalmente con las Abuelas de Plaza de Mayo.

“Mi apellido forma parte de mi identidad, algo que no se cambia de un día para el otro. Por ello solicité al juzgado, mediante una serie de justificaciones, que se rectifiquen los datos establecidos en mi partida de nacimiento, es decir, que se coloque el nombre de mis padres biológicos, pero con la opción de conservar mi apellido actual. La solicitud fue acatada por el juez ya que las razones eran viables”, señaló la nieta en una entrevista antigua.

NIETA 127. Sus padres, María del Carmen Moyano y Carlos Poblete (AP).

//Mira también Mica Suarez, El Demente, Kevsho y otros influencers argentinos están de aventura en Mendoza

La historia del caso

Los militantes Montoneros fueron detenidos en 1977 cuando “Pichona” estaba terminado su ciclo de embarazo. Luego de sobrevivir a las torturas del centro clandestino de detención de La Perla en Córdoba la joven fue trasladada.

La niña fue dada en luz en la ESMA y el parto fue atendido por el represor Jorge Luis Magnacco.

La Comisión Hermanos de la agrupación H.I.J.O.S Mendoza radicó una denuncia ante la Oficina Fiscal de Asistencia en el 2012 en el marco de violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado.

En estos posibles casos de personas que podrían ser hijas de desaparecidos se encontraba la de la mujer apropiada por Fernández y Luffi.

El Juzgado Federal Primero de Mendoza ordenó la prueba de ADN en el 2017. Con la intervención de la Unidad de Derechos Humanos de la provincia se determinó que la mujer es hija biológica de Moyano y Poblete.