Esta tarde a las 18 horas comenzó la convocatoria en el kilómetro cero del centro mendocino, para pedir Justicia por Florencia Romano. Con exactitud comenzó la masiva concentración. La mayoría de los manifestantes son mujeres que piden condena a los responsables del femicidio de la adolescente de 14 años. La marcha se desplazará luego hasta la Casa de Gobierno de Mendoza.

La nutrida manifestación en reclamo de Justicia por el femicidio de Florencia recorrió las calles de Mendoza. Nicolás Ríos/Los AndesNicolás Ríos/Los Andes

La masiva manifestación fue convocada por el colectivo #NiUnaMenos para reclamar justicia por el femicidio de la joven de 14 años asesinada en Maipú. Los asistentes portan pancartas y realizan cánticos dirigidos a la Justicia provincial.

La Marcha en reclamo de Justicia por el femicidio de Florencia Romano llegó a la Casa de Gobierno de Mendoza. Los manifestantes ocupan casi toda la escalinata. Gentileza Sofía López TaguadaSofía López Taguada

La mayoría son mujeres jóvenes y junto a las representantes de diversas organizaciones piden que mamás y papás con pibas de 14 o 15 años encabecen la marc

ha. Las calles del centro están cortadas y muchos brindaron su apoyo a la manifestación con bocinazos.

Paralelamente, los que no pueden estar en las calles se manifiestan en las redes sociales con el hastag #JusticiaPorFlorencia.

La movilización se lleva a cabo con muchísimo dolor y angustia. Las jóvenes piden Justicia entre lágrimas. Otro detalle que llama la atención es que, a diferencia de otras marchas, hay fuerte presencia de chicas muy jovencitas, de la edad de Florencia. Ellas se han autoconvocado y claman Justicia.

Cabe destacar también que con globos, pancartas y pintadas, decenas de mujeres recorren las calles de Maipú en repudio al femicidio. La concentración se realizó en la Plaza de Maipú y luego se marchó hasta Parque Canota.

La manifestación surgió tras el femicidio de Florencia Romano, de 14 años, quien el sábado fue asesinada por, presuntamente, Pablo Arancibia, un hombre 19 años mayor que ella, en Gutiérrez (Maipú). Fuentes Los Andes, Mendoza Post y El Sol