Mendoza sigue posicionándose a la vanguardia de energías renovables con los Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos (PAH), que utilizan la fuerza de nuestros cursos de agua para generar energía eléctrica sin contaminar el agua ni el aire, ni alterar los cauces.

Los pequeños aprovechamientos hidroeléctricos (PAH) utilizan la fuerza del agua de nuestros cauces sin contaminarla, con emisiones cero y con energía para miles de hogares. Con la etapa final del montaje del salto 11 la provincia se acerca a la meta de un total de 9 PAH.

Seis saltos ya están en funcionamiento e inyectando energía a la red, y el séptimo se encuentra en etapa final de ejecución con el montaje y puesta en posición de dos tornillos de 3 metros de diámetro y 5 de largo, que requieren de una minuciosa obra de ingeniería.

Se llaman “tornillos de Arquímedes” y son parte de la presa, concebida con un diseño compacto en una única estructura, que además tiene un “pico de pato” que sirve para elevar el nivel del agua.

Ubicado en Luján de Cuyo, en la zona del Museo Fader, sobre el canal Cacique Guaymallén, este PAH llamado “Salto 11” dará energía eléctrica a 597 hogares al inyectarla al sistema eléctrico interconectado.