Mendoza sancionó la ley de cultivo de cannabis medicinal y es pionera en involucrar aspectos económicos y el encadenamiento productivo en pos de la salud humana. La provincia sumará la actividad a la matriz productiva respetando los protocolos sanitarios y en un marco de seguridad jurídica.

El decreto fue publicado en el Boletín Oficial. Y, si bien en la Provincia ya existía una Ley pionera en el país que permitía el uso medicinal de derivados del cannabis para pacientes con epilepsia refractaria, ahora se abrirá paso a la matriz productiva.

El Gobierno de Mendoza desde hacía tiempo venía trabajando en la investigación, regulación, control y funcionamiento productivo del cannabis medicinal. Fue en diciembre del 2020 cuando la Legislatura provincial adhirió a la Ley 27350, que permite la investigación médica y científica, el uso y el cultivo de la planta y sus derivados.

Según Alberto Fernández, la Nación próximamente seguirá los pasos de Mendoza. El presidente aseguró que impulsará una ley de cultivo de cannabis “para uso medicinal e industrial” durante la apertura de Sesiones Ordinarias en el Congreso.

Uruguay produccion estatal de cannabis medicinal marihuana medicinal.

A quiénes beneficia esta ley

Los cannabinoides tienen propiedades medicinales, lo que permite tratar dolencias como cáncer, epilepsia, glaucoma, esclerosis múltiple, fibromialgia y dolor crónico, entre otros que están en investigación.

Hasta ahora, quienes tenían la necesidad de acceder a este producto como paliativo o tratamiento estaban obligados a ingresar a un mercado que no garantizaba la calidad medicinal y la composición del producto.

Por eso, la reglamentación de esta ley tiene un doble beneficio en la provincia. Por un lado, diversifica la actividad productiva de Mendoza, con una industria ligada a la agricultura que mueve inversiones y genera empleo en países vecinos como Chile o Uruguay; y por el otro da acceso legal, seguro y controlado a los mendocinos que necesitan los derivados del cannabis.