El Senado de Mendoza, en la última sesión del año, dió sanción definitiva a la adhesión a la Ley Nacional nº 27.350 de “Investigación médica y científica del uso medicinal de plantas del género Cannabis SP y sus derivados”. Asimismo, se permitió que el Estado se asocie con privados para generar una industria, evitar importar aceite cannabis y proveer al mercado interno de pacientes que lo necesiten.

El subsecretario de Agricultura y Ganadería de Mendoza, Sergio Moralejo, explicó el plan del Ejecutivo para apostar a esta iniciativa. “Pretendemos darle un perfil netamente productivo, generar una cadena de valor y, por supuesto, se va a garantizar la trazabilidad de todo lo que esté vinculado al cultivo desde el decreto reglamentario hasta las resoluciones por parte del Ministerio”, señaló a Sitio Andino.

El funcionario del ministerio de Economía y Energía aseguró que “Se persigue la elaboración del aceite medicinal: por un lado que provea a los pacientes de la provincia y, por otro, ser un jugador en la exportación de este medicamento. Ya se están comenzando los contactos para generar un consejo consultivo, en donde estarán incluidos todos los institutos nacionales y/o provinciales que puedan aportar”.

Moralejo destacó que ya hay interesados en el desarrollo de esta actividad dentro de la provincia, y uno de ellos es el municipio de General Alvear.

Se habla desde la importación de semillas hasta la producción de medicamentos con los laboratorios que hagan falta. Van a haber varios integrantes, que son los que van a participar en la cadena de valor”, dijo el subsecretario de Agricultura.

Finalmente indicó que “Buscamos que la cadena de valor esté completa en la provincia: va a generar mano de obra y que Mendoza tenga una posición de avanzada no solo a nivel nacional, sino también en el Cono Sur. Vamos a generar los incentivos para esto. Un paso adelante es salir con la ampliación de los cultivos tradicionales, siempre puesto el foco en la industrialización y la aplicación médica”.

“Cuando comience a funcionar el consejo consultivo y esté la reglamentación de la ley, los organismos técnicos definirán qué terreno provincial será más apto para el cultivo. Desde el Gobierno de la provincia queremos que 2021 sea el año del despegue de la actividad y trabajamos en ese sentido”, sostuvo el integrante del gabinete de Enrique Vaquié.

“El éxito económico de la actividad dependerá de varios factores. Va a estar vinculado a la capacidad de los interesados de construir o acercar demanda, a la trazabilidad, los procesos, las garantías que se generen, las aprobaciones y, a partir de eso, el talento y comenzar a constituirse en una plaza donde aparezca esa demanda”, concluyó Moralejo. Fuente Sitio Andino