Un equipo médico del hospital Notti en Mendoza voló a San Rafael y le salvó la vida a una niña de  año y 5 meses que se había tragado un hueso de pollo.

Durante la intervención le retiraron a la niña tres porciones de hueso de pollo que estaban adheridos al bronquio.

//Mirá también: Clima en Mendoza: se vienen días con viento Zonda y nevadas

El operativo se armó a partir del pedido de los médicos Florencia Vizcaino y Julio Nadeo del hospital Schestakow en San Rafael.

Los profesionales se encontraron con la pequeña en un estado muy delicado y ante la imposibilidad de trasladar a la pequeña a Mendoza porque su estado era sumamente delicado, se armó un operativo entre el Ministerio de Salud y el Ministerio de Seguridad para movilizar al equipo de especialistas.

Prensa de Gobierno de MendozaGentileza

“Teníamos un paciente potencialmente grave, debíamos viajar con personal entrenado, porque no sabíamos las complicaciones que pudieran surgir, entonces viajamos con la anestesista Gisela Martín, dos cirujanos, Humberto Scherl y Gabriel Galdeano, y tres endoscopistas: Ana Lores, Andrés Tollin y yo”, comentó Mauricio Otárola, quien dirigió y convocó al equipo con la ayuda de Carolina Membrives, que tuvo a cargo la logística del viaje.

Traslado

El operativo de traslado contó con la ayuda del Ministerio de Seguridad, que puso a disposición un helicóptero, el cual partió desde la Base Halcón hacia San Rafael con parte del equipo médico.

Grupo de medicos del Hospital Notti viajaron a San Rafael para atender a una paciente de un año de edad. / Prensa de Gobierno de MendozaGentileza

El resto del grupo médico se adelantó por tierra para anticiparse en la preparación de la paciente, a la espera del arribo del resto de los profesionales.

La intervención que salvó una vida

El procedimiento tuvo dos etapas. La primera se denomina “broncoscopia flexible”: los expertos ingresan por la vía aérea -nariz- con ayuda de un endoscopio flexible, a fin de ubicar la posición del cuerpo extraño. Una vez localizado el elemento, se prosigue con la segunda etapa, que es la realización de una “broncoscopia rígida”, la cual permite la extracción.

//Mirá también: Comenzó a disparar a lo loco e hirió a un adolescente que caminaba junto a la tía

“El procedimiento fue largo, costó mucho porque el cuerpo extraño estaba adherido a las paredes del bronquio. Pero fue exitoso, no hubo requerimiento de la intervención de los cirujanos. Logramos extraer tres porciones de hueso de pollo. Hoy la niña ya fue dada de alta”, manifestó el doctor Otárola.