María del Valle González López tenía 23 años el 11 de abril de este año cuando falleció a raíz de las complicaciones que presentó tras practicarse un aborto con misoprostol. La joven era presidenta de la Juventud Radical de La Paz, en el Este de Mendoza, y el caso generó una gran conmoción; no solo en Mendoza, sino también en todo el país.

//Mirá también: Destacan la importancia y el aporte de los murciélagos en el equilibrio del ecosistema.

A casi seis meses de este fatídico desenlace, la madre de la joven rompió el silencio, y acusó con dureza a quienes asistieron y le dieron las indicaciones a su hija para que practique la interrupción del embarazo. “Una médica la guió por teléfono para hacerlo”, destacó la madre de María del Valle, Lidia Rosa Fiore, en una entrevista con Infobae.

María del Valle falleció el 11 de abril de este año tras practicarse una interrupción de embarazo con misoprostol.

Cronología

En diálogo con el mencionado diario, la madre de la joven de cuya muerte se cumplirá medio año el lunes 11 de octubre, repasó cómo se sucedieron los hechos que derivaron en la trágica muerte de María del Valle y que tuvo lugar seis días después de que la mujer haya ingerido el misoprostol, la droga autorizada y que está avalada científicamente para la Interrupción Legal del Embarazo (ILE).

Según relató Lidia Fiore, su hija ingirió misoprostol para interrumpir el embarazo el lunes 5 de abril de 2021 y, en todo momento y a lo largo de todo el proceso, la acompañó su novio. Sin embargo, recién el 9 de abril por la noche -cuatro días después de la ingesta- a Lidia le informaron que su hija estaba internada. Y, asustado, el novio de la joven le brindó a la familia una versión ficticia de lo que había ocurrido. “Marcos, mi hijo, me dice ‘mami, ¿vos sabías que Nico la ha llevado a la María muy enferma al hospital?’ A la una menos diez de la madrugada, me cae un mensaje del novio: ‘mirá Lidia, a María la pasaron al quirófano, ahí van a ver si es la vesícula’. A la 1:40, me dice: ‘Ya salió del quirófano María’. Y yo digo qué alivio, qué rápido, le sacaron la vesícula o el apéndice. Y él me dice ‘no, vos sabés que han encontrado una infección muy grande en los intestinos y no la han podido tocar así que la están medicando para ver si pueden bajar la infección’”, rememoró la madre de la joven a Infobae.

Durante los días posteriores, el novio de la María del Valle insistió con una versión cambiada de los hechos. Lo hizo cuando relató la situación a los médicos, a la familia y al fiscal que comenzó a investigar la causa cuando se confirmó la muerte de la joven. De acuerdo a sus relatos iniciales, González López había comido algo que le había caído pesado.

La familia de la joven que falleció tras practicarse un aborto acusó con dureza al novio de ella y a la médica que la asistió "por teléfono".

Sin embargo, Lidia se topó con la verdad de los hechos el sábado 10 de abril, mientras esperaba -ansiosa y asustada- en la sala de espera del hospital a donde había sido internada su hija. Al encontrarse con una de las doctoras que la había revisado, la mujer pregunta por el estado de su hija y reconstruye la versión que le ha dado su yerno. “No, parece ser que ha tomado una pastilla abortiva. La vida de María corre peligro”, le dijo la médica a Lidia, según reconstruyó la mujer de La Paz a Infobae.

“Yo llegué y ella estaba en terapia intensiva, no me dejaron verla. El novio todo el tiempo mintiéndome; él y su madre. ‘María va a estar bien, está medicada porque tiene una gran infección en los intestinos. Yo nunca pensé que mi hija estaba en ese estado. ¡Fue terrible!. El novio en los pasillos, me abrazaba, conteniéndome, pero a todo esto yo estaba en la luna, no sabía nada, mis hijos tampoco, hasta que lo dijo esa médica”, destacó la madre de la joven, quien indicó que luego supo que había 12 pastillas de misoprostol.

En su relato, Lidia rememoró que se quedó tildada, como ida de todo cuando le dieron esta noticia. Y que se descompensó en el pasillo del hospital. Incluso, según destaca al citado diario, a Lidia le costó creer que lo que acababan de contarle era real. A ello se sumaba que el novio de María del Valle no dejaba de insistir con que se trataba de una infección.

La muerte

A la ansiedad y la preocupación de Lidia se sumaba un detalle que empeoraba un poco (bastante) más el panorama: desde que llegó al hospital no había podido ver a su hija. Y aunque la médica le comunicó que la joven estaba al tanto de que su madre estaba en la sala de espera. Lidia necesitaba ver a su hija.

Ese mismo 10 de abril por la tarde, María del Valle fue trasladada para que le practicaran una tomografía -tampoco pudo ver a su madre antes de ello-, y de allí la derivaron de urgencia al quirófano. La situación ya era realmente delicada. Tanto que el domingo 11 de abril, a las 6, María del Valle González López falleció.

Una vez confirmada la muerte de la joven, su familia puso a cargar el teléfono de ella. Y allí encontraron conversaciones e información que les permitió reconstruir cómo se practicó el aborto. Y es que en el dispositivo móvil quedó el registro de toda la comunicación entre María del Valle y la médica que la asistió durante la interrupción del embarazo.

María del Valle González López, la joven de La Paz que falleció en abril de este año tras practicarse un aborto. Foto: Infobae.

“Fue con pastillas. Yo sé cómo fue todo porque tengo el celular de mi hermana. Allí está todo el chat con la doctora que la guiaba. Hizo todo el procedimiento en el departamento del novio, por teléfono”, agregó a su turno -también a Infobae- el hermano de la joven, Marcos González López, quien confirma que fueron 12 los comprimidos que ingirió en tres tandas.

Según relató el joven, cuando bebió la segunda tanda le hizo saber a la médica que se sentía mal e, incluso, el novio de la joven le contó a la médica que la asistió que María del Valle se había desvanecido. Y a las 20 horas de la primera ingesta, le confirman que el feto había sido expulsado.

Los días siguientes fueron realmente un martirio para María del Valle, con distintos problemas que evidenció en su salud. “Desde el momento en que empieza hasta que ella se desmaya, él (el novio) le preguntaba a la doctora: ‘¿es normal que pase esto? ¿que le duela?’. ‘Sí, es normal’, le decía ella; todo por teléfono, ¿por qué no la llevó al hospital? se podía haber evitado todo esto”, lamentó por su parte la madre de la joven.

María del Valle González López, la joven de La Paz que falleció en abril de este año tras practicarse un aborto.

Incluso, la madre sostuvo que los propios intereses políticos intentaron ocultar todo lo que había pasado y que estas presiones se mantienen. “Yo ya no aguanto más, voy a ir a dónde sea por ella, total no tengo nada que perder. Yo vivo sola, tengo tres hijos más, varones, cada uno tiene su familia, hijos hermosos, bellas familias tienen mis hijos, yo estaba solita con María, ella iba y venía, trabajaba, estudiaba, venía los fines de semana. Me decía: ‘mamá, cuando tengamos vacaciones nos vamos a ir las dos a conocer el Norte Argentino’. Ese era su sueño”, concluyó compungida la mujer.

//Mirá también: Coronavirus en Mendoza: los contagios bajaron 20% durante la última semana.

“Mi hermana confió en esa doctora. Estuvo como 20 días hablando con ella previamente. Todos le dieron el ‘ok’ para el aborto, salvo la psiquiatra que dijo que no la encontraba bien, que la veía un poco indecisa, mal anímicamente. De todos modos la doctora autorizó el procedimiento. Las pastillas se las entregaron al novio el 28 de marzo. Pero mi hermana no quiso hacerlo entonces era Semana Santa. Y lo hizo recién el 5 de abril. Nosotros somos antiabortistas, somos pro vida y mi hermana también lo era hasta hace unos años. Ella iba a la parroquia, al grupo de jóvenes de la iglesia. La Facultad lamentablemente la cambió”, sintetizó a su turno Marcos a Infobae. Y agregó que la familia no sabía que su hermana estaba embarazada.

Con información de Infobae.