El cuerpo de Florencia Romano apareció envuelto en una acequia en Luzuriaga, situación que movilizó a los mendocinos quienes volcaron sus sentimientos de bronca y tristeza en las redes sociales. Además, manifestaron su preocupación e impotencia por lo ocurrido con el llamado que ingresó al 911, el que se desestimó y que podría haber cambiado el destino de la menor.

Las fotos de Florencia y de sus atacantes, Pablo Arancibia (33) y Micaela Méndez (27), invadieron las redes como Facebook, Twitter, Instagram y los grupos y estados de Whatssap, y en todos se repitió la misma consigna: el pedido de justicia por la adolescente.

Incluso, fue en esas plataformas donde surgió la convocatoria a una nueva marcha para este viernes, a las 18, en la intersección de San Martín y Peatonal.

Algunos posteos