Una mendocina publicó en redes la búsqueda de su madre biológica. Milena Rodas es vecina de Godoy Cruz y quiere saber más sobre su identidad. Por medio de un posteo en Facebook compartió su historia y la necesidad de información.

Años atrás jamás me hubiese animado a escribir esto, pero realmente necesito hacerlo”, comienza Mile en su texto donde cuenta quién es y que busca a su mamá.

Su historia empieza el 22 de noviembre de 1986, aunque no está segura de la fecha, pero es lo que dice su partida de nacimiento. Milena nació en un Hospital Lagomaggiore, según los datos que tiene. “Quien me dio en adopción fue una señora de apellido Rojas, que aparentemente trabajaba en ese hospital”, aclara.

Milena cuando era un bebé. Foto: Facebook

Milena busca a su madre biológica, pero también está muy agradecida de la familia que le tocó. Incluso, agradece a la mujer que la dio a luz por haberla entregado a sus papas y tomar la mejor decisión para ella.

En esta búsqueda de identidad tiene muy poca información y por eso acudió a las redes para dar con alguien que le resonara su historia.

En su niñez. Foto: Facebook

“Yo me pregunto ¿qué será de vos? ¿Cómo vivís? ¿Tendré hermanos? ¿Primos? ¿Te acordarás que me diste? ¿Tendremos la misma pasión por los animales? Me estarás buscando y no me has encontrado o simplemente ya no estarás acá en el mundo terrenal”, comenta la joven.

Cómo las personas tratan la adopción

Al hablar desde su rol de hija adoptiva, explica que muchos lo hacen a modo de chiste, como de un hermano al otro. Que hay ignorancia sobre el tema y se habla desde la broma, pero que no valoran el lugar del adoptante.

“Cuando la gente habla de adopción lo hace con una propiedad extraña que personalmente me aterra, porque lo que tu generosidad me enseñó es que para entender esta realidad tan maravillosa hay que vivirla”, afirma.

La mujer en la actualidad. Foto: Facebook

Milena sabe que fue dada en adopción para tener una mejor vida, saber eso y la ayuda de sus padres contribuyó a que su personalidad sea más fuerte. A tal punto que cuando alguien hace un mal chiste o comentario se ríe.

“El día que me entregaste en adopción me diste el mejor regalo. La oportunidad de ser feliz y tener unos padres geniales, de formar una familia junto a ellos, mi hija y mi marido”, agrega Mile.

Por último, confirma que no hay rencores de por medio y que hace esto para conocer su identidad. Pide amablemente que si a alguien le suena familiar lo que relata se contacte con ella a su Facebook Mile Rodas.