Durante este miércoles los comerciantes mendocinos, en especial los considerados no esenciales, viven una especie de prueba de fuego ya que es hoy el primer día hábil del estricto confinamiento anunciado la semana pasada por el presidente Alberto Fernández.

//Mirá también: Demoras en el ingreso a la Ciudad por controles en retenes de seguridad

Esta fase 1 durará hasta el próximo lunes y se retomara el sábado 5 y domingo 6 de junio. Cabe destacar que el gobernador Rodolfo Suárez dejó en claro que en Mendoza las medidas durarán “inexorablemente” los días detellados en el DNU.

En el centro mendocino la jornada de hoy se vive con muy poco movimiento pese a que algunos negocios se adaptaron para atender en la modalidad de “pase y lleve”.

La gran mayoría de los comerciantes del centro decidieron no abrir sus puertas en especial en zonas como la peatonal, los persas y en sectores donde siempre se observa gran actividad, hoy estos lugares aparecen casi desiertos.

En pocos comercios de los denominados no esenciales se ven empleados trabajando en sus locales y solo realizan trabajos de entregar pedidos de ventas realizadas a traves de plataformas digitales o mensajes de whatsapp. Una gran mayoría, que aunque estén autorizados a vender usando la modalidad “take away”, como los cafés y restaurantes, decidieron no abrir sus puertas.

La situación en los centros de los departamentos es similar, pero se observa un poco más de movimiento ya que los vecinos optaron por aceptar las restricciones impuestas y abastecerse y consumir en los comercios de cercanías de sus viviendas.

Comercios esenciales

Los comercios que pueden trabajar, ya que son considerados esenciales por el DNU 334 como son las estaciones de servicio, supermercados, mayoristas y almacenes trabajan pero dentro del horario estipulado. También se suman a estos las veterinarias y locales dedicados a venta de productos de limpieza. Además de, obviamente, las farmacias y ferreterías.

Cabe destacar que otras actividades exceptuadas del cierre son la obra pública, los servicios funerarios, la recolección de residuos, el mantenimiento de los servicios básicos (como electricidad, luz, agua y comunicaciones) y el reparto de mercaderías.

En el caso de urgencias médicas, no habrá horarios restrictivos, pero los turnos médicos dados deberán reprogramarse.

El turismo interno tampoco podrá operar estos nueve días como lo venía haciendo.

Los que sí están autorizados también a trabajar son los negocios barriales, pero sólo hasta las 18. En el caso de los no esenciales sólo podrán hacerlo para entregas de compras hechas con anterioridad. Incluye rubros como indumentaria, librería, repuestos, mueblerías, etc.

Campaña de CAME

Desde la Confederación Argentina de la mediana Empresa (CAME) se lanzó una campaña “El comercio no contagia”.

//Mirá también: Desde el inicio de la nueva Fase 1, aumentaron las juntadas y reuniones en Mendoza

Desde la entidad sostienen, a través de un comunicado, que los locales y quienes atienden “brindan un ámbito seguro para realizar las compras cotidianas, ya que cumplen con las medidas de seguridad sanitarias”.

“El objetivo es generar conciencia de la necesidad de mantener los comercios abiertos, trabajando, y que no se restrinja su actividad. De esta manera, se contribuye a mantener el empleo de muchas personas”, destacaron mediante un comunicado.

Además, pidieron al conjunto de comerciantes del país que se unan a la campaña nacional y que se siga demostrando “que con responsabilidad, cuidado y determinación el comercio seguirá siendo uno de los sectores más pujantes para volver a crecer”. Fuente Los Andes