En horas de la mañana de ayer, y como lo hace desde hace dos años, monseñor Marcelo Colombo, arzobispo de la arquidiósesis de Mendoza ofició la misa de Navidad en el hospital Humberto Notti. Participaron de la ceremonia religiosa las autoridades del nosocomio, personal médico, enfermeros, voluntarios e integrantes de la Pastoral de Salud, animados por la hermana Norma Campusano.

A raíz de los protocolos establecidos por la pandemia de Covid 19 solo participaron de la misa unas 50 personas. No estuvieron presentes, como es habitual en otros años, los niños que reciben atención y tratamientos en el hospital.

Al finalizar la celebración se realizó el tradicional pesebre viviente en las instalaciones del hospital. Una manera de recear el contexto especial en el que se produjo el nacimiento de Jesús en Belén. Cabe destacar que todo se realizó cumpliendo los protocolos en esta año signado por la pandemia donde primó el mensaje de esperanza para todos los mendocinos.

Un párrafo aparte merecen los integrantes de la Pastoral de la Salud, personas que se encargan de recolectar y entregar prendas para los niños y bebés más necesitados y que son atendidos o están internados en el establecimiento. Fuente Pastoral de Comunicadores