En la misma conferencia de prensa donde el gobernador anunció el comienzo de clases con presencialidad y el aumento salarial del personal docente y no docente, Suarez adelantó que posiblemente se aumenten los controles para ingresar a la provincia.

Ante la gran cantidad de personas que regresaran a Mendoza de la Costa Atlántica o el Sur Argentino, lo que se quiere hacer es prevenir un rebrote del covid-19 en la provincia.

Además de intensificarse los controles en los distintos puntos de ingreso a la provincia, se evalúa pedir un test de coronavirus negativo a los mendocinos que regresen de las vacaciones.

“En cuanto a los que están llegando vamos a tratar de intensificar los controles al ingreso de la provincia y establecer un sistema para que lleguen con un PCR negativo, por ahora aumentamos los controles internos con test rápidos en distintos puestos que vamos a establecer”. dijo Suarez.

Al finalizar, el mandatario provincial también recomendó que los que lleguen tomen unos días de aislamiento y se presten a hacerse los controles.