La Asociación Mendocina de Profesionales de la Salud (Ampros), rechazó este jueves la propuesta de incremento salarial del 7 al 12% en julio y del 6 al 10% en octubre para el sector, lo que sumado al cero incremento efectuado en 2020 y al mínimo registrado durante 2021, totaliza 14,6% real en dos años y comenzó las medidas de fuerza.

//Mirá también: Paritarias: el Gobierno ofreció 9% extra y ATE cortó el Acceso Este

En la audiencia paritaria realizada en el Espacio Cultural Julio Le Parc el Ejecutivo ofreció una actualización del 9% y al igual como había sucedido con ATE fue rechazada de plano.

La entidad gremial declaró el estado de alerta y movilización e inició de este modo, medidas de fuerza que incluirán asambleas en los lugares de trabajo y medidas de acción directas en las que no se abandonará la emergencia ni la urgencia.

Los representantes gremiales se retiraron muy ofuscados de la reunión y marcharon en caravana hasta el kilómetro cero y de allí a Casa de Gobierno, lugar en que las autoridades de Ampros manifestaron con dureza la situación.

Cuando los manifestantes arribaron, se encontraron el lugar cercado y con la presencia de efectivos policiales. El nutrido grupo de trabajadores retiró las vallas y se cantó el Himno Nacional en la escalinatas.

Rodolfo Suárez miente descaradamente cuando informa a la población que se trata de un 29% de incremento, ya que si tenemos en cuenta el cero que recibimos el año pasado y el mínimo registrado durante 2021, implica un 14,6% real en dos años. Una miseria para quienes están dejando la vida, su propia vida y comprometiendo la de sus familias, en esta guerra”, manifestó duramente María Isabel Del Pópolo, secretaria general de Ampros.

Finalmente, y como consta en el acta presentada, sentenció que “El gobernador con su despotismo pandémico busca empobrecer a los mendocinos y la destrucción de la salud pública con el único afán de repartir entre sus funcionarios políticos el directorio de empresas como Impsa, asumiendo deudas que pagaremos los mendocinos y relegando al sistema de salud pública. Y lo que es más grave, no reconoce la tarea de los profesionales ni siquiera equiparando el aumento del sueldo a otras actividades no declaradas esenciales”.

//Mirá también: Nadal: “Nos estamos preparando para una posible tercera ola”

Por su parte, Claudia Iturbe, secretaria adjunta del gremio de la salud afirmó que “Hemos sentido en carne propia la degradación, el insulto y la falta de respeto por parte del Gobierno. Exigimos que a la negociación acudan funcionarios imparciales, con rango de ministros o conocedores del sistema de salud pública, a fin de poder tomar decisiones que beneficien a todos los trabajadores de la salud”.

El secretario gremial, Daniel Jiménez, destacó que “de todas maneras desde Ampros se han abierto todos los canales de diálogo para llevar la negociación a buen puerto, pero la propuesta salarial es paupérrima. Es una verdadera falta de respeto y es inaceptable”.