Agustina Gandolfo y Lautaro Martínez disfrutan de Mendoza tras el triunfo de la Selección Argentina en la Copa América. Según comentó la mendocina, son los últimos días de ambos en la provincia, pero se hicieron un lugar especial en su agenda para probar el vino que están elaborando en una bodega de Luján de Cuyo.

//Mirá también: Agustina Gandolfo y Lautaro Martínez sacarán su propio vino elaborado en Mendoza

Gandolfo ya había anunciado a través de sus redes que se viene el vino de la pareja. Si bien aún no se conoce si será comercializado o es para consumo personal, se mostraron felices con el avance y le dieron el visto bueno al malbec que se está estacionando en una bodega de Las Compuertas, en Luján de Cuyo.

El malbec de Agustina Gandolfo y Lautaro Martínez es mendocino. Gentileza.

“Ohhhh yo soy mendocino”, escribió Agustina, haciendo alusión a la canción de cancha que sigue “(...) tomo vino”. Y agregó: “No se si está más bueno nuestro vino o vos”.

Por su parte, Lautaro Martínez también subió una foto junto a la rubia entre los barriles y comentó: “En proceso. Próximamente nuestro vino”.

Agustina Gandolfo y Lautaro Martínez probaron su vino elaborado en Mendoza.Instagram @agus.gandolfo
Agustina Gandolfo y Lautaro Martínez probaron su vino elaborado en Mendoza.Instagram @agus.gandolfo

//Mirá también: Nina, la hija de Agustina Gandolfo y Lautaro Martínez, fue dada de alta del hospital Notti

Los primeros días de Lautaro y Agustina juntos luego haber estado más de 40 días separado no fue como esperaban. Apenas aterrizó el jugador en la provincia, tuvo que dirigirse al hospital Humberto Notti donde habían internado a su hija, Nina.

La pequeña sufrió un accidente doméstico mientras la cambiaban por lo que estuvo internada una noche en observación. Rápidamente los padres salieron a llevar tranquilidad y comunicaron que la bebé estaba en perfecto estado, y que todo fue solo un “susto”.

“Gracias por preocuparse, terremoto está bien, pasamos nuestro reencuentro familiar internados pero ya nos vamos a casa los tres juntos. Fue un susto”, escribió la mendocina para aclarar que su hija estaba bien y que ya no había de qué preocuparse.

A Nina le dieron de alta el lunes. Captura del las historias.