La temperatura máxima estará por debajo de los 30 grados. Se espera que el domingo continúe esta tendencia.


Después de una semana muy calurosa, el clima da un respiro en la provincia de Mendoza. La temperatura bajará considerablemente y hay probabilidad de tormenta durante todo el sábado.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el cielo estará nublado con probabilidad de tormentas aisladas y mejoramientos temporarios. Vientos moderados del sector este. La máxima llegará a los 27 grados. 

La jornada del domingo será igual, aunque las lluvias dirán presente sobre la tarde. Ya el lunes comenzará el calor nuevamente. 

Pronostico extendido:






Comentarios