Habrían 100 damnificados que fueron embaucados por el hombre que cobraba por anticipado fiestas que luego no realizaba.


Por éstas horas es intensamente buscado en la provincia Adrián Ríos o Adrián Gurín, como se hacía llamar, por estafas. Las denuncias están radicadas en la comisaría 9ª de Guaymallén. Ayer pasó algo muy particular sobre el tema porque había más de cien damnificados a denunciar lo que había pasado pero hubo problemas porque no había la suficiente cantidad de personal para atenderlo, así que solamente se realizaron cinco denuncias.

En términos generales el modus operandi del estafador se basaba en cobrar previamente eventos sociales como cumpleaños de quince o casamientos para luego incumplir lo pactado.  Las cifras son importantes, hay víctimas que pagaron desde $70 mil hasta $200 mil. 

Al presente el paradero del hombre sigue siendo desconocido.




Comentarios