El atraco fue descubierto cuando el hijo de la familia Falasco, encargado de cuidar la vivienda, llegó al inmueble y advirtió que la puerta principal estaba forzada.


El hecho ocurrió en el barrio privado Dalvian, cuando en el interior de la vivienda no había nadie, ya que los dueños, una conocida familia dueña de bodegas en Mendoza, estaban de vacaciones.

Aprovechando esto, un grupo de ladrones forzó una persiana y luego la puerta principal, para alzarse con cerca de 4 millones de pesos, entre cheques y dinero en efectivo, en distinto tipos de moneda.

El atraco fue descubierto cerca de las 15.30 del viernes, cuando el hijo de la familia Falasco, encargado de cuidar la vivienda, llegó al inmueble del barrio y advirtió que la puerta principal estaba forzada.

Según fuentes judiciales, los ladrones se alzaron con una caja fuerte en la que estaba el dinero y los cheques, una caja parlante grande y la camioneta de la familia, una Land Rover modelo “Range Rover Evoque” blanca.

Los investigadores judiciales afirmaron que el robo del rodado fue clave en el plan de los maleantes. Es que dentro del coche estaba el control para poder activar la barrera de la entrada al barrio y así asegurarse la huida.

El rodado fue encontrado luego abandonado en la Quinta Sección, sin ningún tipo de rastro de los delincuentes.

El caso quedó en manos de la Oficina Fiscal 2 de Ciudad, desde donde confirmaron que ya se había iniciado una investigación al respecto.






Comentarios