La condena es en suspenso. El condenado roció con combustible y quemó vivo a un animal en 2015.


Ricardo Manson (49) fue condenado a siete años de prisión en suspenso por haber prendido fuego y matado a un perro en octubre de 2015. Al ingeniero le molestaba la presencia del perro callejero en las inmediaciones de su casa, en la calle Azcuenaga al 2.200 de Guaymallén y lo roció con combustible y lo quemó vivo.

Manson estaba imputado por “tortura y matanza perversa de animales” delito que contempla una pena de entre 15 y 365 días.

El juez Orlando Vargas y el abogado del acusado acordaron la pena en un juicio abreviado por lo que el acusado confesó ser el autor del hecho. La querella -dos organizaciones civiles- quedaron afuera del acuerdo.




Comentarios