El gobernador Rodolfo Suárez retomó hoy sus actividades en Casa de Gobierno, tras haber estado diez días aislado en su casa por el positivo de Covid-19 que había dado su hija. Luego del alta que le dieron a la adolescente y de un nuevo PCR negativo que le realizaron a todo el grupo familiar, el mandatario volvió a su oficina del Cuarto Piso de calle Peltier.

En su primera actividad, según informaron desde Gobernación, dialogó en forma virtual con el nuevo titular del Consejo Federal de Inversiones, Ignacio Lamothe.

Lamothe fue elegido, por unanimidad, para estar al frente del CFI por los gobernadores que participaron de forma remota de la asamblea. La elección se realizó de manera extraordinaria tras el fallecimiento del secretario general, Juan José Ciácera.

Durante el encuentro, Suárez y Lamothe acordaron trabajar en equipo y concretar políticas públicas que contribuyan al crecimiento y desarrollo de la provincia. Además, realizaron un repaso sobre los proyectos que Mendoza mantiene con el CFI.