Tras la media sanción, el proyecto fue girado a la Cámara de Diputados para su sanción final.


El Senado mendocino aprobó el martes con 36 votos positivos y uno negativo, el proyecto de Ley que tiene como intención la creación de Banco de Vinos. Un instrumento de política pública con el que se buscará dar previsibilidad a la industria vitivinícola y a su cadena de valor a través de un fideicomiso específico.

Tras la media sanción, el proyecto fue girado a la Cámara de Diputados para su sanción final.

A la propuesta original se le incorporaron algunas proposiciones que fueron presentadas por miembros del bloque Frente de Todos- PJ y salió con el consenso del resto de las fuerzas parlamentarias, con excepción del Frente de Izquierda.

La propuesta fue anunciada por el gobernador, Rodolfo Suarez, el pasado 1 de mayo en su discurso de apertura de las sesiones ordinarias legislativas. Esta iniciativa, de promulgarse, comenzaría a operar luego de concluida la actual cosecha.

“Una vez con los números cerrados de la elaboración, se verá cuánto vino disponemos, cuál es el excedente que termina quedando y ahí se lanzará el programa para tentar a los tenedores de vinos para que puedan ingresar a este esquema”, explicó Alfredo Aciar, asesor del Ministerio de Economía y Energía de Mendoza.

Banco de Vinos, Senado de Mendoza.

Durante su tratamiento, el senador oficialista Diego Costarelli explicó: “Con esta iniciativa se busca que se le otorgue una mayor estabilidad y sostenibilidad al sector, generando un marco de previsibilidad en la industria y toda su cadena de valor”.

“Este Banco de Vinos se va a administrar mediante el Fideicomiso de Mendoza Fiduciaria. Estará representado por los representantes de los cuatro oasis productivos”, indicó Costarelli.

El senador Adolfo Bermejo, quien representó al bloque Frente de Todos, criticó que no se haya invitado al Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) para tratar el proyecto del Banco de Vinos.

“Esperamos que esta herramienta sirva para mejorar el precio del vino. Creemos que no hay margen de maniobras para especulaciones políticas y partidarias”, agregó Bermejo

¿Qué contempla este proyecto?

El proyecto contempla que los fondos y los bienes que constituirán el Banco del Vino serán propiedad del Fideicomiso de Administración y Asistencia Financiera Vitivinícola cuyo administrador será Mendoza Fiduciaria mientras que el Gobierno Nacional, los municipios, entidades privadas o mixtas que representan el sector podrán realizar aportes al mismo.

El “Banco de Vinos” estará administrado por un Director Ejecutivo, designado por el Ministro de Economía y Energía y no deberá ejercer actividades privadas relacionadas con el vino y demás productos vitivinícolas, sean estas productivas, industriales o comerciales.




Comentarios