La mujer trabaja en el hospital pediátrico Huberto Notti y el gesto de los residentes de Barriales sorprendió en las redes.


Una enfermera del hospital Humberto Notti tuvo que aislarse luego de se conocieran algunos contagios en su lugar de trabajo y sus vecinos tuvieron un enorme gesto con ella. La mujer vive en Junín y su situación conmovió a muchos en las redes. 

Yésica Quiroga reside en el distrito de Barriales y junto a su familia se aislaron en su domicilio, de manera preventiva, ante un posible contagio de Covid-19. A pesar de tener que desmentir que tiene coronavirus, recibió el cariño y el apoyo de sus vecinos, el que no dudó en compartir en las redes. 

La situación de los trabajadores de la Salud preocupan tanto a la población como a las autoridades desde el primer día. Es que no solo ellos están completamente expuestos a contraer el virus, sino también sus familiares. Además, muchos sufren la discriminación y el ataque de sus vecinos, quienes temen contagiarse. 

Esto le ocurrió a Yésica, quien tuvo que defenderse de falsas acusaciones que circularon por cadenas de WhatsApp. “Soy orgullosamente enfermera hace 13 años y sí, gente de Los Barriales, trabajo felizmente hace 10 años en el hospital pediátrico Humberto Notti“, comenzó. 

Luego, aclaró que una colega de ella dio positivo a Covid- 19, pero con su familia están en perfecto estado de salud. “A todas aquellas personas malintencionadas y bosta que han difundido audios y cadenas con mi foto diciendo que soy una infectada, les aclaro que no es así. Mi familia y yo estamos aisladas por precaución y no hemos presentado el más mínimo síntoma“, dijo. 

Pese a los comentarios desafortunados frente a esta situación, fueron más las personas que apoyaron a la familia Quiroga en este momento de incertidumbre con cartas, mensajes y mercadería que los vecinos le acercaron hasta su domicilio.

“Así como dije lo que pensaba a la gente de mierda, ayer lloré un montón por la actitud de la gente del mismo pueblo q me vio crecer. Hace unos minutos llegaron a la puerta de mi casa dos personas y realmente me hicieron llorar por su gesto por su empatía y solidaridad. Sin preguntar ni juzgar, solo llegaron y colgaron unas bolsas con carteles en el portón de mi casa. Mil gracias”, escribió la mujer. 




Comentarios