Un grupo de propietarios de edificios particulares se manifestó tras varios hechos delictivos en el centro de esquí.


El turismo es sin dudas uno de los sectores que se vio más afectado con el avance de la pandemia de Covid-19, la que frenó totalmente la actividad. Ahora, con la habilitación del turismo interno, los prestadores mendocinos vieron una pequeña salida de esta situación, pero son conscientes de que les llevará tiempo recuperarse, más aún sin recibir turistas extranjeros. 

Sin embargo, un grupo de propietarios de edificios particulares -que están ubicados en el centro de esquí Penitentes– a esta situación se les suma una enorme preocupación por un estado de “abandono” del predio.

En este sentido, esta semana volvieron a manifestarse pidiendo seguridad y atención para el lugar ubicado a la vera del corredor internacional. Es que, los dueños de cabañas y departamentos del centro de esquí denuncian que durante el período de inactividad turística el lugar fue objeto de robos y vandalismo.

“Salís a caminar y a recorrer, y encontrás todo lo que se ha vandalizado. Hay vidrios rotos, baños destrozados y robados. Varios inmuebles estaban totalmente equipados cuando cerró Penitentes, y se han llevado planchas, tubos de gas, diferentes artefactos. También han robado mesas y sillas, y hay lugares donde las puertas están palanqueadas o en el piso“, explicó Verónica Tsallis, propietaria de un departamento en el edificio Juncal, a diario Los Andes.

Vandalismo en Penitentes, Mendoza.

Y agregó: “No queremos que pase lo que ocurrió con la Hostería Puente del Inca, en la que no queda nada. Porque acá estamos hablando de varios inmuebles que están siendo saqueados y rotos“. 

Ante la consulta del periodista al Ministerio de Turismo y Cultura de la Provincia, desde la cartera optaron por no hacer referencia al tema. Teniendo en consideración que previo a la pandemia, la ministra Mariana Juri había insistido con transformar Penitentes en un centro de montaña integral, que funcionara durante todo el año. 

Si bien esto no iba a ocurrir este año, porque no llegaban con los tiempos, desde el Gobierno tenían previsto extender nuevo permiso provisorio para que el centro pudiera funcionar durante la temporada de invierno que estamos transitando.

“No estamos diciendo que se abra el centro de esquí, porque sería una locura en este contexto. Pero hasta fines del año pasado hubo algunos guardias custodiando que había puesto el Gobierno. Y este año ni siquiera se han asomado. Es cierto que el contexto de ahora es la pandemia, pero hace dos años que estamos igual y nunca se hizo nada”, dijo Tsallis. 




Comentarios