Un grupo de 330 argentinos solicita ser parte de la lista de vuelos de repatriación para poder volver a sus hogares.


Unos 20 mendocinos que fueron a hacer la vendimia a Blenhein, en Nueva Zelanda, integran un grupo de 330 argentinos varados en el país oceánico por la pandemia del nuevo coronavirus e imposibilitados de volver al país.

Entre ellos está Santiago Barberis (23), un joven estudiante de cuarto año de la licenciatura de Enología de la Universidad Juan Agustín Maza, en la provincia de Mendoza, donde cursó hasta el 23 de febrero, y desde allí partió hacia Blenheim, en la isla sur de Nueva Zelanda, con un contrato tipo pasantía para ganar experiencia en la cosecha de viñedos, sobre todo de Sauvignon Blanc.

Al respecto, Barberis dijo a Télam que todos los argentinos varados están viviendo “una situación que genera angustia e incertidumbre“.

Santiago Barberis, estudiante de enología.

“Necesitamos que Cancillería nos tenga en cuenta a los argentinos que estamos aquí para que seamos parte de la lista de vuelos de repatriación. Hablo en nombre de los más de 300 argentinos que nos encontramos varados en Nueva Zelanda”, explicó el joven. 

“Muchos de nosotros nos encontramos actualmente sin trabajo ya que nuestros contratos han finalizado, debiendo hacer frente a costos altísimos de hospedaje, alimentos y seguros de salud“, añadió.

Barberis trabajó en la Bodega Oyster Bay, en Nueva Zelanda, hasta el 24 de abril, cuando finalizó el contrato y terminó la cosecha. “Como todos los años, en época de vendimia, muchos argentinos -principalmente estudiantes y profesionales de enología y agronomía- eligen viajar al exterior, ya que el mundo de la vitivinicultura es inmenso y rico en cuanto a conocimientos”, comentó Barberis.

“Terminada la vendimia y ansiosos por volver a casa -agregó- nos encontramos con la cruda realidad de que nuestros pasajes de retorno fueron cancelados debido a la pandemia. Sabemos que el Gobierno está haciendo gestiones para poder repatriar argentinos de distintas partes del mundo, pero Nueva Zelanda no figura en el último listado de vuelos“, dijo el estudiante.

“Esta situación genera angustia e incertidumbre, pero tenemos la esperanza de que Cancillería nos tendrá en cuenta para el próximo cronograma de vuelos”. cerró.




Comentarios