Mariela Arreceygor, de 27 años, tiene cáncer en el útero, en los pulmones, en el hígado y en los riñones. Atraviesa la enfermedad con total optimismo.  


Mariela Arreceygor llevó en el pecho en el 2011 la banda de reina de Rama Caída de San Rafael y luego la corona de reina departamental de la Melesca, sin embargo, ahora su “corona” es su espíritu lleno de energía positiva para luchar contra algo que sabe que lleva desde febrero: el cáncer.

Crudo, duro y hasta un tabú aún en este país, hablar del cáncer es raro hasta en los medios, por eso aún se usa para hablar de ello el eufemismo “atraviesa una larga enfermedad”. Y es más raro aún que las personas que tienen esta enfermedad hablen de ello públicamente y con un mensaje optimista. Pero Mariela, de 27 años, no sigue esa corriente. Verla y escucharla contagia energía, por eso luego de su breve aparición hace unos días en un programa de televisión de canal 6 de San Rafael donde lució en un desfile con orgullo y clase única su cabeza rapada producto de dos quimioterapias, recibió a Diario UNO de San Rafael en su casa.

Sin titubeos respondió a la pregunta sobre la enfermedad que atraviesa. “Arrancó con una mola persistente (en casos malignos es un cáncer de crecimiento rápido que se forma en el útero), la detectó mi médico Juan Martín Eztala (ginecólogo) que me derivó a Mendoza. Me hicieron unas ecografías y salía el endometrio engrosado y las molas por lo general se transforman en cáncer, arranca en el útero, el tema es que por el torrente sanguíneo se va desparramando en el cuerpo, yo ya tengo en los pulmones, en el hígado y riñones”.

Como aún no ha sido mamá, el médico consideró no seguir raspando el útero. A punto de pasar por su tercera quimioterapia, Mariela se detuvo en la prevención. “Me he hecho los estudios y todo está bajando, disminuyendo, tiene cura como la mayoría de los cánceres pero obviamente detectados a tiempo, hay que hacerse los estudios que corresponden, hacerle caso al cuerpo, cuando uno se siente mal hay que ir al médico. Yo soy bastante constante con los estudios y con el ginecólogo, que es a lo que tienen que prestar atención todas las mujeres”.

Y como mensaje final, tuvo frases que reflejan el espíritu con el que afronta su lucha: “Hay que ponerle toda la energía, toda la onda, salir, pasear, que no sea que por la enfermedad no se hacen las cosas que gustan, hacer el doble, disfrutar el doble de la familia, de los amigos, de todo, pasear, salir, maquillarte y salir, ponerte un gorro sino querés salir pelada. Pasar esto no como algo malo que nos pasa, algo bueno que te da la oportunidad de aprender a disfrutar de otras cosas, uno por ahí esta todo el tiempo trabajando y con esto yo he aprendido que tengo que hacer cosas para mí y estar todo el tiempo divina y poniéndole toda la onda para que los que están alrededor se fortalezcan de eso”.


En esta nota:

Sociedad Salud Vendimia




Comentarios