La joven es de San Luis y tiene 21 años. Aún no saben si su familia sabía que estaba embarazada.


El caso que conmocionó a San Luis la semana pasada aún no está resuelto. La joven de 21 años que dio a luz en el baño de un hospital aún no sabe si será imputada o no y – en caso de ser imputada- bajo qué delito por la muerte del recién nacido. 

El caso está en manos del Departamento Homicidios de la Policía, que continúa buscando pruebas. Hay una que es contundente y la arrojó en las últimas horas la autopsia revelada al recién nacido: murió por axfisia.

Ahora la Policía intenta determinar si la joven madre lo asfixió y luego lo arrojó a un canasto de basura o si lo puso en un canasto de basura y allí el ​recién nacido se quedó sin oxígeno. Esta última hipótesis casi estaría descartada porque alguien hubiera escuchado llorar al bebé, no obstante continúan las investigaciones. 

Según informó El Diario de la República, la determinación de cómo se produjo la muerte de la criatura tiene una importancia fundamental para determinar cuál sería el delito por el que puede terminar imputada la joven madre.

El caso 

El jueves de la semana pasada, una chica de 21 años -que vive en el barrio San Luis XV- llegó al Hospital del Sur acompañada por su madre con un fuerte dolor abdominal.

En un momento pidió ir al baño y dio a luz. Cuando vieron que había perdido sangre la derivaron a la maternidad. Allí contó que había tenido un bebé y que estaba en un cesto de basura del mismo hospital. 

La joven vive con sus padres y aún no se sabe si ellos sabían que ella estaba embarazada. 





Comentarios