El centro comercial está totalmente cerrado. Trabaja personal de Gendarmería, Policía de Mendoza y Migraciones. Un detenido.


En la mañana de este martes se realizó un fuerte operativo policial con presencia de gendarmes en la Galería Tonsa. Se cerraron por completo las tres bocas de acceso de la galería: no se podía ingresar y la gente que estaba adentro, no puede salir. Salieron en la medida en que les fueron pidiendo identidad, porque les hacen averiguación de antecedentes.

Según confirmaron fuentes consultadas por diario Los Andes, el allanamiento busca verificar el supuesto “manejo de dinero y cambio de divisas ilegales” en las denominadas “cuevas” que funcionarían camufladas bajo otro rubro dentro de la céntrica galería.

Se espera que el megaoperativo dure al menos hasta las primeras horas de la tarde, ya que controlaron varios comercios. 

El resultado, hasta el momento, arroja una persona detenida pero porque tenía medidas pendientes con la Justicia y dos locales clausurados.






Comentarios