Tras darse a conocer cientos de historias de violencia de género que viven distintas mujeres en el país y que la Justicia no actúa sobre ellos, este lunes se visibilizó otro testimonio de una joven de Mar del Plata. Se trata de una mujer de 31 años que asegura que hace siete meses que recibe constantemente amenazas por parte de su expareja, ha realizado denuncias y a pesar de todo, nadie hace nada para ayudarla.

“Tengo 31 años y desde los 13 que estuve con él. La relación empezó bien y con el tiempo empezó a volverse violenta y yo siempre lo perdonaba. Hace tres años discutimos, nos separamos y él vino y me prendió fuego la casa. Lo detuvieron, estuvo en (la Alcaldia de) Batán un tiempo y cuando salió lo perdoné. Luego siguió todo igual y en agosto del año pasado me puse firme en terminar la relación y eso lo volvió loco. No acepta un `no´ como respuesta”, detalló Verónica en diálogo con 0223.

Las alternativas que ofrece la Línea 144 para ayudar y contener a las víctimas de violencia de género.Prensa GCBA

En este contexto, la mujer explicó que hace siete meses que viene recibiendo constantes amenazas del hombre, ya sea por mensajes de texto hasta merodear su vivienda del Barrio Belgrano. La víctima aseguró también que ya cuenta con una restricción perimetral y consiguió que el Municipio le otorgue un botón antipánico.

“Nada alcanza, para el cumpleaños de una de las nenas apareció en la puerta de mi casa... hizo un escándalo, no le importó su hija”, lamentó Verónica. “La Policía viene, se lo llevan y vuelve. Me sigue escribiendo, dice que me va a matar, que tengo que volver con él”, agrega.

El pánico y temor de Verónica no nace solo de los mensajes, sino de la amenaza de que algún día la va a matar y además de que en los últimos días, la expareja se enteró que ella tiene un nuevo novio. Ante esto, él baleó la puerta del vecino, sospechando que él sería la actual relación.

Las alternativas que ofrece la Línea 144 para ayudar y contener a las víctimas de violencia de género.Prensa GCBA

“Lo único que él sabe es que estoy de novia, no sabe quien es mi pareja pero no sé por qué está convencido que es esta persona que y ahora, no solo me hostiga a mi sino que molesta a una familia que no tiene nada que ver. Necesito parar con esta situación, y ya no sé cómo”, dice la víctima.

Finalmente, Verónica también relevó de que el hombre no solo es violento con ella, sino también con sus hijos, dado que éste “cobra todos los beneficios y lógicamente mis hijos no ven un peso, se mantienen con mi sueldo. Tiene una obsesión conmigo, no le importan para nada sus hijos y los chicos tampoco quieren verlo porque se criaron viendo cómo me maltrataba”, concluyó.