A través de las redes sociales, Miguel Galeano compartió la historia que lo lleva a pedir ayuda a la sociedad. El joven tuvo un accidente laboral en la carnicería en la que trabajaba, se cortó la mano y tras este suceso, hoy en día no encuentra empleo.

El joven de 22 años y de Misiones, arribó a la ciudad de Mar del Plata en el 2018 en busca de un nuevo empleo, se desarrolló como jardinero, carnicero y hasta verdulero. No obstante, la vida le jugó una mala pasada y hace unos meses atrás se le “trabó la mano en una picadora de carne” por lo que tuvo que ser derivado de urgencia al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde horas después de haber ingresado, le comentaron que no pudieron salvar la mano.

“Tenía la expectativa de salir, como mucho, con tres dedos menos, pero salí sin una mano, no la pudieron salvar”, no obstante, este accidente no frenó las ganas del joven se seguir adelante. Incluso, sus metas siguen a flor de piel: “Quiero retomar mi vida, seguir soñando, buscar nuevas metas y no quiero que esto me limite a seguir trabajando, tener mi casa y mis cosas”.

En el video que le joven compartió en su cuenta de Instagram, agregó: “Recurro a la gente a ver si me pueden ayudar a conseguir un trabajo, algún lugar donde quedarme”, teniendo en cuenta que por el accidente se quedó sin trabajo. Además, contó que hoy en día está viviendo en la casa de “una familia amiga”, debido a que no tuvo más dinero para alquilar.

Carnicero.

Para finalizar, en su discurso, el joven agregó: “Más allá de ganar plata en el trabajo quiero tener un ‘cable a tierra’, pasar ocho horas de mi vida en otra cosa que no sea estar entre cuatro paredes y así despejarme un poco. Acudo a la gente y cualquier tipo de ayuda que puedan dar será muy bienvenida”, concluyó.