Andrea Estévez es marplatense por adopción y cuando regresó a la ciudad después de meses en cuarentena, las sensaciones que recorrieron su cabeza serán parte de una enorme lista de anécdotas que la actriz tendrá para contar de “La Feliz”.

Este 2020 fue uno de los años más duros que le tocó atravesar a Andrea, el año comenzó con la muerte de su padre –un dolor irreparable para cualquiera y más para una persona tan apegada a sus afectos- y al poco tiempo llegó una pandemia que intensificó su dolor y derivó en un cuadro de estrés postraumático.

Nueve meses después, como si de un parto se tratara, la modelo logró superar los obstáculos apoyada en sus dos pilares: su madre y su pequeña Hannah, que son el motor que impulsan sus objetivos.

Este domingo llegó a Mar del Plata en su primer viaje sin su padre y en la primera vez que maneja desde Buenos Aires. Andrea Estévez vino a continuar con un proyecto familiar (la construcción de su casa) el cual lleva más de siete años construyendo y además aprovechó para disfrutar de la playa.

También brindó una entrevista con Vía Mar del Plata en donde se refirió a su vida afectiva, la pandemia, sus temores por el virus y su opinión respecto a la temporada de verano, una actividad que será muy diferente en este contexto.

Andrea Estévez relató sus primeras sensaciones al ingresar a la ciudad en un año muy especial para ella y su familia.

Cuando llegué a Mar del Plata, lo primero que me pasó fue emocionarme mucho y extrañar mucho a mi papá. Este año falleció mi viejo, en el mes de febrero y Mar del Plata es una ciudad donde mi mamá y mi papá me traen a mí, desde la panza de mi mamá, es por eso mi amor por esta ciudad, es el reflejo del amor de ellos y la verdad que lo primero que me pasó cuando llegué fue la emoción por ser el primer viaje sin mi papá así que no pudimos evitar las lágrimas en el auto y obviamente, después ponerle toda la garra”, explicó la conductora de TV en su charla con Vía Mar del Plata.

Además explicó: “después tuve esa sensación de los recuerdos de cada vez que entré a hacer las temporadas de teatro, empecé a ver como una película en mi cabeza y pasar por los diferentes teatros: el Atlas, el Provincial, el Corrientes, teatros en los que trabajé en muchas temporadas y durante muchos años. Pasar por mi queridísimo Canal 10 de Mar del Plata en el cual, durante cinco años hice el programa “D Diez al mediodía”, con todo el equipo tan lindo que laburamos tanto tiempo”.

“Mar del Plata es continuo recuerdos de gratos y lindos momentos, de los mejores y más disfrutados momentos de mi vida”, sostuvo.

¿Con quién viniste?

- En este viaje vine con mi mamá y con mi nena Hannah, vinimos las tres mujeres y es la primera vez que manejo también desde Buenos Aires a Mar del Plata sola, así que también salí con tiempo, descansé bien antes de viajar, fui la encargada de que el auto estuviera en orden para el viaje, un rol nuevo en mi vida

Hablanos de tus proyectos futuros

- Está un poco incierto en general nuestro trabajo. Gracias a Dios yo no me puedo quejar en función de éste año, más que nada de mitad de año en adelante. Cuando comenzó la cuarentena por supuesto que fue mucho temor, mucha incertidumbre, de golpe no tener la posibilidad de salir a trabajar para mí y mi hija que, prácticamente depende de mí, y mi familia, la verdad que me preocupó mucho. Después de a poquito se fue todo como acomodando para esta nueva era, esta nueva forma de trabajar en casa, de forma online. A parte de ser actriz y conductora, trabajo mucho como modelo de marcas, entonces desde ese lugar, así que Gracias a Dios empecé a trabajar desde mi casa.

¿Cómo se complementas la maternidad con el trabajo?

- El complemento entre la maternidad y el trabajo es como se puede, por un lado tengo la ayuda de mi mamá que me puede dar una mano para cuidarla y nos vamos turnando para que yo pueda trabajar algunas horas al día y también el estar trabajando mucho más en casa me permitió no perderme momentos importantes del crecimiento de Hannah este año porque compartí muchas más cosas pero por ahí me encontraba con un vestido de fiesta, grabando un comercial, bajó, doy vuelta una milanesa de soja, le hago la comida a la gordita, vuelvo a subir y sigo trabajando (risas) pero bueno, por un lado gané tiempo de estar con ella.

Andrea Estevez viajó a Mar del Plata acompañada de su madre y su hija Hannah (Parador Piedra Marina)

¿Cómo te cambió la vida la llegada de Hannah y qué aprendes de ella?

- La maternidad me cambió por completo la vida. Creo que cuando uno no es padre puede continuar su vida sin problemas y ser feliz pero cuando sos padre o madre, no podés vivir más sin tus hijos, no encontras felicidad si no están ellos, es algo tan hermoso y tan inmenso que no hay forma de imaginarlo hasta que no te pase. Todo lo que uno se imagina de la maternidad queda tan chiquitito cuando tenes ese ser en tus brazos y cuando van pasando los años (Hannah tiene ahora dos años y medio) está en esa etapa de gracia, de descubrimiento, de empezar a hablar y me tiene totalmente enamorada, vivo embobada por ella, todo el día.

Si bien estamos en un año demasiado particular por la pandemia, en lo personal el 2020 comenzó con un golpe muy fuerte para vos. ¿Cómo lo estás atravesando?

- Fue el año más duro de mi vida, el más difícil. La pérdida de mi papá antes de empezar la cuarentena fue un golpazo del cual todavía me cuesta recuperarme, del cual hace muy poquito –un mes aproximadamente- estoy más estable emocionalmente porque llegué a estar con ataques de pánico bastante pronunciados, con un psicólogo, con una psiquiatra que intentaba ayudar y hacer asistencia pero, gracias a Dios, algo pasó en mí, fue una decisión interna, no sé qué pero algo pasó que de ese mes de ataques de pánico diarios pude salir adelante y hoy ya ni tomo medicación ni tengo ataques de pánico, lo pasé muy jodido y según me dijo mi psicólogo, fue un estrés post-traumático por la muerte de mi papá y así lo pasó mi mamá y mi nena pero acá estamos, saliendo adelante lo mejor que se puede.

Además de lo afectivo, ¿la pandemia te trajo aparejado problemas económicos?

- Independientemente de lo afectivo, la pandemia me trajo aparejado problemas económicos, me desestabilizó totalmente porque, tanto los programas de televisión que yo estaba haciendo en conducción terminaron sus formatos prácticamente en forma inmediata de empezada la cuarentena. Ni hablar de teatro y todos los formatos televisivos que empezaron a reducir personal en vez de contratar personal, los primeros cuatro meses fueron realmente complicados. Después todo se fue reacomodando y empezamos de a poquito a buscar una salida laboral desde lo que se puede, como para poder ‘zafar’ el año, es la realidad.

En ese contexto, se avecina una temporada de verano atípica, ¿Estás de acuerdo con la apertura de los teatros? ¿Crees que los espectáculos se van a desarrollar con normalidad?

- Si, estoy de acuerdo con la apertura de los teatros, creo que hoy en día está todo en la conciencia de la gente y es lo que a mí más me asusta. No me asusta la apertura de los teatros, sé que nosotros necesitamos trabajar, nuestro rubro necesita trabajar, nuestro medio así como también todo lo que es técnica y todo lo que mueven los teatros, los productores, todo pero lo que a mí me asusta es que siento, que no estamos teniendo la responsabilidad de cuidarnos como tendríamos que hacerlo. Yo llegué a Mar del Plata el domingo y vi muchísima gente en las playas, quizá lo digo mirándolo desde afuera pero a mí me da temor el amontonamiento de gente por los contagios y lo demás entonces no tenemos que perder de vista el cuidarnos, en la playa, en el teatro, en un cine, en un restaurante, no perdamos de vista eso, no dejemos de usar el barbijo, no dejemos la distancia social porque en cuanto perdamos de vista eso vamos a perder todos en general.

Andrea influencer: además de conductora, actriz y modelo, encontraste en las redes sociales un espacio para compartir tus momentos con miles de seguidores ¿Te sentís más cómoda en las nuevas plataformas o preferís los medios tradicionales?

- Me estoy acostumbrando a las nuevas plataformas. Me voy aggiornando, hay que adaptarse, cuando salió Tik-tok no me acostumbraba mucho y ahora me divierte editar videos, le encontré la vuelta. Me encantan las nuevas plataformas, pero si hablamos de teatro, el teatro en vivo y en forma directa es otra cosa, el público en vivo es impagable, es lo mejor que uno puede tener haciendo teatro pero también me ha tocado en este periodo de tiempo, presentar espectáculos por streaming, se presentó el infantil que yo había hecho en calle Corrientes, presenté un programa que se llamó ‘Noches de brujas’ en el cual fui la conductora, entonces me fui adaptando a las nuevas plataformas y creo que esto te abre un panorama que la gente puede ver tu espectáculo o tu programa desde cualquier parte del mundo, sin tener que estar en forma presencial