La oficialización se dio a conocer este lunes cuando el gobierno provincial actualizó las resoluciones en el Boletín Oficial.


Este lunes se cumplieron los 10 días del decreto que firmó el intendente Guillermo Montenegro cuando anunció el retroceso de la ciudad a fase 3. Sin embargo, hasta el momento no se advierte una caída en los contagios que, por el contrario, se mantienen en alza. No obstante, el gobierno provincial actualizó la integración de su sistema de fases en el marco de la cuarentena, por medio del cual Mar del Plata sigue en la fase 3, en sintonía también con la etapa del Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) dispuesta para sectores del país con una crítica situación epidemiológica.

La resolución se basó en el decreto nacional N° 714/20 del lunes pasado -cuando Mar del Plata entraba en su tercer día de fase 3 a partir de la disposición municipal- que estableció del 31 de agosto hasta el 20 de septiembre la vigencia del distanciamiento social, preventivo y obligatorio para todos los partidos de la Provincia de Buenos Aires, con excepción de General Pueyrredon y de los 35 departamentos incluidos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que se encuentran en “aislamiento social, preventivo y obligatorio” hasta el 20 de septiembre, según indicó el portal Que Digital.

De este modo son 43 los municipios que este lunes aparecen en la fase 3 de la cuarentena del sistema provincial, los 35 del AMBA y Mar del Plata lo están automáticamente a partir de la vigencia de la disposición nacional que delimita qué territorios se encuentran en la etapa del aislamiento y cuáles en la de distanciamiento del pasado 31 de agosto hasta el domingo 20 de septiembre.

Por la continuidad en la fase 3 en Mar del Plata, sólo siguen habilitadas las 124 actividades que se estipulan en la normativa provincial vigente, con salidas recreativas permitidas sólo a 500 metros de distancia del domicilio, para evitar la aglomeración en la costa y espacios públicos.

Según se desprende del cronograma provincial, en la fase 3 se encuentra fijada la prohibición de funcionamiento de rubros como obra privada de construcción (sólo se mantienen obras de infraestructura energéticas, excavación, apuntalamiento y demolición) y de comercios de productos textiles, prendas de vestir, calzado y juguetes para venta en el comercio, aunque sí se les permite la venta sin ingreso de clientes a los locales.

Además siguen prohibidos los servicios de comidas y bebidas para consumo en locales gastronómicos (cafés, bares, restaurantes), que también pueden mantener la modalidad de retiro en el local y delivery y el funcionamiento de gimnasios y shoppings. Durante finales de la semana pasada un sector del ámbito gastronómico comenzó una campaña en las redes sociales para reclamar la habilitación e incluso advertir que este martes abrirán aunque no tengan el permiso correspondiente.




Comentarios