El ingreso reciente de la enfermera a la alcaidía N°44 motivó el aislamiento total de 14 agentes penitenciarios y un privado de su libertad.


Entre los 60 casos de coronavirus activos en Mar del Plata, el contagio de una enfermera que se desempeña en el hospital Bernardo Houssay encendió las alarmas en la cárcel de Batán ya que la mujer de 48 años ingresó recientemente a la alcaidía N°44. La trabajadora, al igual que 14 agentes penitenciarios y un privado de su libertad, realizan un aislamiento total.

El crecimiento de casos entre profesionales de la salud y pacientes del hospital ubicado en Av. Juan B. Justo 1774, que en el último parte oficial de la Secretaría de Salud de General Pueyrredon distinguió 14 nuevos contagios, incluyó a una mujer madre de un trabajador de la Unidad Penitenciaria N°15 de Batán.

Desde el Servicio Penitenciario informaron al diario La Capital, que tras confirmarse el caso, “fueron aislados de manera preventiva 14 agentes penitenciarios y un privado de su libertad”.

En tanto, la enfermera se encuentra en buen estado, afebril, aislada en su casa, con la contención médica pertinente.

El miércoles 1 de julio, la mujer, quien aseguró que hace “semanas” no ve a su hijo, ingresó a la alcaidía por última vez y cumplió con las medidas de bioseguridad que estipula el protocolo: uso de tapabocas y limpieza frecuente de manos, según confirmó el medio citado. Por esto se procedió a una “desinfección profunda” de los lugares donde transitó la persona.

Las autoridades penitenciarias y de Salud Penitenciaria comunicaron que llevaron a cabo encuentros con los referentes de cada uno de los pabellones para “informar detalles de la situación de salud del oficial y llevar tranquilidad al resto población carcelaria ya que se cumplieron con todas las medidas de bioseguridad”.




Comentarios