Fueron suspendidos también, hasta nuevo aviso, las celebraciones de bautismos y matrimonios.


El Obispado de Mar del Plata anunció que ante la emergencia relacionada con el coronavirus (COVID-19), el Obispo Monseñor Gabriel Mestre, en diálogo con el Obispo auxiliar Mons. Darío Quintana y con el Colegio de Consultores, resolvió suspender la celebración de la santa Misa en todas las parroquias, capillas y templos de la jurisdicción de la Diócesis marplatense durante todos los días.

“Exhortamos vivamente a los fieles a mantenernos unidos firmemente en la oración desde nuestras casas”, se señaló, a través de una nota de prensa.

Asimismo, se dispensó del precepto dominical a todos los fieles y se los instó a seguir la santa Misa por radio, televisión o por internet.

En cuanto al funcionamiento de las secretarías parroquiales, se decidió que en lo posible, seguirán trabajando en los horarios habituales a puertas cerradas. “Sólo se atenderá a quienes se comuniquen por vía telefónica o por mail”, se remarcó.

Fueron suspendidos también, hasta nuevo aviso, las celebraciones de bautismos y matrimonios.

Con respecto al trabajo de Cáritas, el Servicio Sacerdotal de Urgencia y la Noche de la Caridad, dentro de lo posible, se buscará responder a las necesidades más urgentes.




Comentarios