Tras el disturbio que se generó por el discurso del Intendente de Mar del Plata, el funcionario habló al respecto. 


En el marco de la inauguración de las obras en una escuela, fue consultado el Intendente de la ciudad de Mar del Plata, Carlos Arroyo, acerca de a quién iba dirigida su polémica frase, ante esto, el funcionario contestó e hizo hincapié hacia la gente relacionada a la política. 

“Iba dirigida a la dirigencia política. El ciudadano común es una víctima. Políticos, hay muchos opinadores, que no han estudiado, opinan de cosas que no saben”, insistió nuevamente Arroyo, sin mencionar a la concejal Angélica González ni a Guillermo Montenegro, quienes días atrás habían deslizado por distintos motivos, sus reclamos a la actual gestión.

Ante esto, el Intendente volvió a remarcar que el Municipio “trabaja con personal reducido en muchas áreas” y puso como ejemplo a Tránsito, “que tiene una dotación de 15 hombres para la gran cantidad de autos que hay en Mar del Plata. No se puede trabajar con esa cantidad de gente”, señaló.

“Ese cuento que hay demasiados empleados municipales…puede ser que en algunas áreas pero lo heredé y no es un invento mío”, dijo y mencionó a Inspección General o limpieza de calles “donde estamos trabajando con personal reducido”. Fuente: 0223.




Comentarios