Rebecca Edwards, Directora de Servicios Médicos en Malvinas confirmó que ya existe un plan para atacar al COVID. La estrategia tiene como objetivo inyectar la vacuna de Oxford, prioritariamente a las personas de la tercera edad y grupos de riesgo, pero esta medida debe ser aprobada por el Grupo Estratégico de Administración de la pandemia.

Los isleños esperan las primeras dosis de la vacuna de Oxford para el mes que viene.

Según se pudo saber, las primeras 3000 dosis serán recibidas a principios del mes de febrero y llegarían otras 2200 para fines del mismo mes.

Edwards sugirió que se apliquen las vacunas a los ancianos, personal sanitario que asiste a este grupo etario, siguiendo por los de menos edad y personas que figuran en el padrón de grupos de riesgo moderado. La doctora dijo que “todos van a recibir dos dosis” y van a hacer foco en los grupos de mayor riesgo.

Brian Pinker, de 82 años, recibe la vacuna contra el COVID-19 en el Hospital Churchill en Oxford, Inglaterra.AP

Dentro de los planes, también forman parte de las listas de personas a vacunar, los miembros del Complejo Militar de Monte Agradable. Estos serían utilizados para desplegar equipos móviles a zonas remotas dentro del archipiélago donde haya personas de riesgo y grupos prioritarios.

La doctora dijo que se enfocarán en grupos de mayor riesgo y aunque se prevé que todos reciban dos dosis, no tienen la seguridad de disponibilidad de nuevas vacunas. Es por ello que a todos los que se les aplique la dosis, se les dará una tarjeta indicando qué vacuna recibieron, en qué brazo fueron inyectados, fecha y lote de vacuna.

La Directora de Servicios Médicos explicó cómo será el sentido del plana de ataque.

“Es importante que no tratemos de abarcar más de aquello que podamos monitorear. Es decir, es importante vacunar eficiente y efectivamente el mayor número posible de personas, en lugar de dar una dosis a muchas personas, cuando no sabemos a ciencia cierta cuando hemos de recibir el suministro de más vacunas. Por tanto, nuestro plan es asegurarnos que podemos recuperarnos por completo, de forma de lograr la mejor respuesta para la mayoría de la gente que se pueda inocular con las dos dosis, en lugar del enfoque de brindarle a cada persona una dosis”.