En el día de ayer, jueves 14 de enero de 2021, la Organización de Naciones Unidas (ONU) publicó la carta enviada por el gobierno argentino el 30 de diciembre de 2020. Esta nota fue enviada al Secretario General de las Naciones Unidas, António Manuel de Oliveira Guterres y en su interior expresaba la postura argentina, en contexto del 188 aniversario de la “usurpación británica de las Islas Malvinas”. Entre líneas se reafirmó los legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía argentina sobre el Archipiélago y espacios correspondientes.

Secretario General de las Naciones Unidas

La carta había sido enviada por la representante permanente de Argentina ante Naciones Unidas, María del Carmen Squeff, quien transmitió “el comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina con motivo del 188º aniversario de la usurpación británica de las Islas Malvinas”, que se conmemoró el 3 de enero, “siguiendo instrucciones de mi Gobierno”.

La diplomática argentina había solicitado que la “carta y su anexo se distribuyan como documento de la Asamblea General en relación con el tema 46 del programa, relativo a la cuestión de las Islas Malvinas”.

Embajadora Argentina ante las Naciones Unidas.

El comunicado oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores, contenido en el anexo de la carta enviada por Squeff, recordó que “el 3 de enero de 1833, las Islas Malvinas fueron ilegalmente ocupadas por fuerzas británicas” que “desalojaron a la población y a las autoridades argentinas allí establecidas legítimamente, reemplazándolas por súbditos británicos”.

En aquel momento, el comunicado del Ministerio expresó que es intención de Argentina “la recuperación del ejercicio efectivo de nuestra soberanía”, ya que “es un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino, tal como se encuentra plasmado en nuestra Constitución Nacional y constituye una política de Estado”.

Las Fuerzas Armadas británicas utilizan este complejo como plataforma de despliegue en la zona.

Dentro de este contexto, se destacó el llamamiento de la comunidad internacional para iniciar negociaciones bilaterales entre los países litigantes y que esas negociaciones permitan la resolución pacífica a la disputa de soberanía. “La comunidad internacional ha insistido en este llamado al diálogo a través de numerosas declaraciones de foros multilaterales”, afirmó el texto del comunicado oficial.

Dentro de lo que se refiere al ejercicio pleno de la soberanía, también se incluye la exploración y explotación de recursos dentro de los espacios correspondientes. Como así también la presencia, el despliegue desmedido y desproporcionado de fuerzas militares británicas y de medios en las islas. Esta situación es contraria a lo expresado en la Resolución 31/49 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, generando rechazo y preocupación dentro de la comunidad internacional.

Entre los recursos más explotados, la pesca es la principal actividad que los británicos utilizan para sustentarse económicamente. Otra incursión que realizan es la exploración y explotación petrolera en basamentos al norte de las Islas.

En otro fragmento del comunicado oficial, el Ministerio dejó claro que se reitera el firme compromiso de solucionar la controversia de manera pacífica, respetando lo establecido en el derecho internacional y los derechos de quienes viven en las islas. “Reafirmamos también nuestra disposición a retomar las negociaciones con el Reino Unido conforme los reiterados llamados de la comunidad internacional”, manifiesta el comunicado destacando la tesitura adoptada por Argentina desde la adopción de la resolución 2065 (XX).

Solicitamos al Secretario General de las Naciones Unidas que renueve los esfuerzos en el cumplimiento de la misión de buenos oficios que le fuera encomendada por la Asamblea General a través de sucesivas resoluciones”, expresó el comunicado del Ministerio.

Asimismo, advirtió que “a 188 años de la usurpación de las Islas Malvinas, el Gobierno y el pueblo argentinos reafirman una vez más sus legítimos e imprescriptibles derechos de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes”.