A 2 meses del recambio de tropas en Malvinas y a 55 años de la Resolución 2065, los británicos vuelven a usar las armas en las islas.


Los soldados de la Compañía Inkerman de la Guardia de Granaderos, del Ejército Británico, vuelven a ejercitarse en el centro norte de la Isla Soledad. Desde su llegada en el mes de agosto, realizaron ejercicios varios que los llevó a desplegarse por el frío escenario malvinero.

Grenadiers Guards en acción. Los soldadoss e ejercitan en cualquier escenario a cualquier hora del día, tanto diurno como nocturno.

En esta ocasión, la ejercitación será de 2 días, donde los tiros de metralla y armas pesadas serán los sonidos que se escuchen en la tranquila Isla Soledad. Para el entrenamiento se solicitó la reserva del espacio aéreo a 4000 pies sobre el nivel del mar, por lo cual, es probable el uso de armas tales como cohetes y misiles.

Sistema RAPIER desplegado en Malvinas.

En la última ejercitación, el Pelotón de Señales tuvo la oportunidad de poner en práctica su Entrenamiento de Apoyo Aéreo Cercano (CAS) llamando a ataques contra posiciones enemigas simuladas. Este tipo de entrenamiento es regular en las islas y se desarrolla durante todo el año, más allá de la compañía que sea designada para cubrir el lugar de la RIC (Roulement Infantry Company). 

Soldado miembro del Pelotón de Señales.




Comentarios