Rocío Oviedo es la nueva Flor de la tradición del departamento de Maipú. La joven representó al centro tradicionalista Virgen de la Merced en la elección que se realizó en septiembre en la Bóvedas de Rodeo del Medio.

//Mira también Ruca, la perra del ESCAM maipucino se retira del binomio de búsqueda

Entre los objetivos que tiene la joven es mantener viva la cultura gauchesca en toda la comuna. Desde que es niña ha logrado estar en contacto directo con muchos factores que componen la tradición y la cultura mendocina.

“Decidí participar para ser Flor de la tradición porque amo la cultura de nuestra provincia”, comentó Rocío a Vía Mendoza. La joven es bailarina de folclore desde que es pequeña y logró empaparse de la tradición desde ese espacio.

“La tradición para mi es familia. Todo mi amor por ella viene desde que soy chica porque me acompaña desde que nací. Mis abuelos fueron los grandes responsables de mi amor por esto. Siempre que iba a su casa en el campo me transmitían muchos conocimientos”, indicó.

Para el día de la elección habían tres jóvenes que querían este puesto y cada una de ellas representaba a un centro tradicionalista diferente. El único requisito que tenían que cumplir era ser mayor de 18 años.

Rocío opina que la elección no es un concurso de belleza porque tuvieron que estudiar para poder participar de la elección. “Para llegar a ser la Flor de la tradición tuve que estudiar mucho y prepararme por mucho tiempo”, señaló.

//Mira también Néctar 2.0, la banda mendocina liderada por dos hermanas maipucinas

Rocío Oviedo es la nueva flor de la tradición.

Ente los temas que tenían que conocer se encuentran comidas típicas de Mendoza, vestimenta, cultura gaucha y danzas locales. Por otro lado, tuvo que tener un conocimiento global de él Martín Fierro.

La nueva Flor tiene como objetivo dar a conocer que existe una persona que representa las tradiciones locales en el departamento “es muy importante dar a entender que no debemos olvidar de donde venimos”, dijo.

Además, quiere participar de proyectos solidarios para diferentes organizaciones de Maipú. “Como representante de la tradición creo que no hay nada que cambiar en este ámbito”, concluyó.