Las Heras cuenta con numerosos lugares para recorrer, entre ellos el monumento natural Puente del Inca. Fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO y su valor geológico, paisajístico e histórico lo convierten en un importante rasgo de identidad cultural para esta región de los Andes centrales.

// Mirá también: Minas de Salagasta: un pueblo minero abandonado escondido en Las Heras

El área natural protegida se encuentra en la cordillera de Los Andes a una altitud de 2700 msnm, entre los cerros Banderita Norte y Banderita Sur, en el departamento de Las Heras.

El sitio presenta grandes atractivos geológicos y paisajísticos, donde se destaca un imponente puente natural y fuentes hidrotermales que bañan e imprimen la imagen del río Cuevas con un gran colorido.

Debido a ello, en el siglo XIX varios artistas, estudiosos y viajeros plasmaron obras, investigaciones y relatos en sus recorridos por el lugar, entre los que se destaca Darwin.

A partir de este periodo, ya comienzan a denominar al sitio como Puente del Inca, en relación a la estructura natural y a relatos antiguos vinculados con este paraje, que formaba parte del recorrido de la red vial incaica.

La red vial del Tahantinsuyo era un sistema de caminos de enermes distancias que unían la ciudad de Cusco, en Perú con los países sudamericanos.Gentileza

Historia

A principios del siglo XX costruyeron un lujoso hotel, una iglesia, un conjunto de baños anexados a la estructura natural y un túnel que comunica el hotel con los baños.

El pabellón de los baños está constituido por piletas separadas, cada una con tomas de vertientes distintas donde brotan las aguas termales.

En 1965, el hotel tuvo que ser abandonado debido a un alud que ocasionó grandes destrozos en su estructura.

Durante muchos años, el acceso al puente natural y a los baños, que no fueron afectados por el alud, no estaba restringido y cualquier visitante podía recorrer y utilizar las instalaciones.

En el año 1991 el monumento es declarado “zona intangible” y el acceso está condicionado por criterios de conservación y seguridad.

En la actualidad, el monumento es visitado por miles de turistas al año, y solo se puede contemplar desde la parte Noreste del río Cuevas.

// Mirá también: Uspallata es uno de los lugares más recomendados para viajar en invierno

Leyendas:

Existen varias leyendas quechuas sobre la creación del puente. Relatan que antes de la llegada de los españoles el heredero al trono del Imperio Incaico estaba afectado de una grave y extraña parálisis, por lo que se le recomendó dirigirse desde Cuzco hasta las vertientes del Puente del Inca para curarse.

Según la leyenda, para que el heredero pudiera cruzar, los guerreros incas se abrazaron unos a otros y formaron un puente humano por el que pasó el inca con su hijo en brazos hasta la terma, en donde encontró la buscada cura. Cuando volvió atrás su mirada para agradecerles a sus guerreros, estos se habían petrificado, creando el puente.

Plan Estratégico de Alta Montaña ideado con el fin de potenciar el desarrollo turístico.Prensa Gobierno Mendoza