Frente a la gran demanda de alimentos y medicamentos, no se permiten aumentos desmedidos en los precios.


El titular de la Dirección de Defensa al Consumidor, Emanuel Akiki, informó que, durante el pasado fin de semana, la Dirección en conjunto con las fuerzas policiales, abordaron diversos controles en comercios de distintas zonas de la Ciudad Capital. Muchos de los propietarios manifestaron desconocer la reglamentación y sus excepciones, por lo que desarrollaban normalmente su actividad.

“Queremos informar a la comunidad en general, que estos controles serán mayores y se realizarán clausuras de establecimientos en conjunto con la Policía de la Provincia. También, agradecemos a cada persona que a través de distintos medios nos informan de abusos y se convierten en fiscales voluntarios”, comentó Akiki.

Los próximos operativos controlarán el efectivo cumplimiento de los Decretos de Necesidad y Urgencia con los respectivos Protocolos, tanto nacionales como provinciales, en cuanto a la venta de productos, condiciones de seguridad sanitaria, precios y abastecimiento de productos.

Rubros como librería, informática, indumentaria, fueron los más infractores a la hora de cumplir con el Aislamiento Obligatorio, no son rubros de primera necesidad por lo que se ordenó el inmediato cierre del local comercial y cese de actividades”, detalló el director.

Los relevamientos en farmacias y supermercados serán estrictos y con graves sanciones a quienes incumplan el congelamiento y fijación de precios máximos o de referencia, que afecta a 200 productos de la canasta básica, limpieza, bebidas e higiene personal.




Comentarios