Hay 43 familias que quedan en la calle. El intendente DanielElias dijo que "el tema se ha tornado políticamente porqueestán metidos concejales electos y no quieren quetrabajemos".


Desde hace varias semanas, un grupo de vecinos del barrio Ángel Vicente Peñaloza de la ciudad de Chamical viene realizaron protestas contra la actividad que realiza una fábrica de asfalto.

El argumento principal de los ciudadanos es la contaminación que genera la firma estatal en todo el sector.

Finalmente, desde la comuna confirmaron el cese total de las actividades en la planta. “Se ha tornado políticamente el tema. Están metidos concejales electos y gente que suena con nuevos cargos en el gabinete municipal y que no quieren que trabajemos” explicó el intendente Daniel Elias.

La empresa funciona desde hace casi 3 años y con ésta decisión, hay 43 familias que quedan sin trabajo. “Ya hemos abortado el trabajo pendiente para varios barrios” destacó Elías.




Comentarios