Hoy, a 43 años de aquel cruento asesinato, de la que también fueron víctimas los sacerdotes Murias y Longeville y el laico Pedernera, me lo imagino a Angelelli también hoy levantando la voz ante la injusticia que se vive "en la Argentina".


“La labor pastoral de Angelelli no tiene fronteras”, expresó el mandatario riojano Sergio Casas y dijo que “después de su beatificación su mensaje de opción por los pobres ha llegado a más sacerdotes jóvenes, peregrinos y seguidores de países extranjeros”, remarcando que en esta jornada también se hace una recordación en Neuquén con la participación del exobispo riojano Marcelo Colombo.

Casas manifestó además que “siempre lo tenemos presente, por su prédica, por levantar su voz en nombre de aquellos que no podían en aquella época difícil”, como lo fue la dictadura militar que se extendió desde marzo de 1976 a diciembre de 1983.

Agregó que “hoy, a 43 años de aquel cruento asesinato, de la que también fueron víctimas otros mártires como los sacerdotes Carlos Murias y Gabriel Longeville, al igual que el laico Wenceslao Pedernera, me lo imagino a (Enrique) Angelelli también hoy levantando la voz ante la injusticia que se vive” en la Argentina”.

“El pueblo riojano siempre ha puesto su mirada en la tarea pastoral de Angelelli”, manifestó y agregó que lo hizo “levantando la voz en nombre de aquellos que no podían levantarla, luchando por los más necesitados”.

Durante el homenaje a Angelelli, también hubo tejedoras que confeccionaron abrigos para ser entregados en sectores carecientes, como así también pañuelos con el nombre de los mártires que fueron realizados por una cooperativa de Milagro Como parte del homenaje a Angelelli, se ofició a las 15 una celebración religiosa en la ruta 38, en coincidencia con la hora del martirio y donde 43 años atrás se simulara un accidente.





Comentarios