Luego de descubrir las marcas en el cuerpo de Héctor Raúl González, la Fiscal pidió que se le realice una autopsia y el resultado preliminar indica que el hombre fue ahorcado por lo que la investigación gira en torno al neuropsiquiátrico “Santa Teresa de Ávila” de La Plata.

La muerte del hombre de 68 años había sido por causas naturales, según detallaba el certificado de defunción pero una de sus familiares notó en pleno velorio marcas “raras” en el cuello y la causa dio un giro rotundo.

La familia detalló, según informa 0221, que el neuropsiquiátrico les informó de la muerte de González y entregó el cuerpo vestido con una camilla abotonada hasta el cuello, por esta razón no se percataron antes de las marcas que son compatibles con un ahorcamiento.

Nos avisaron que mi tío falleció el viernes a la tarde, por un fallo cardíaco a las 22 fue el velorio, tuvimos solo media hora”, detalló Gisela a TN. Al advertir esto buscaron explicaciones desde el neuropsiquiátrico, donde el hombre llevaba internado casi 4 años, pero la médica negó haber visto las heridas y que ella le hizo RCP.

Ante esta situación, se dio intervención a la policía y los estudios realizados desmintieron la muerte natural, González había muerto “por compresión” o asfixia. “Alguien tuvo la intención, incluso nosotros no sabíamos cómo había fallecido, nos dijeron que lo habían encontrado en el baño”, contó la sobrina.