La segunda ola de contagios de coronavirus se siente en todo el país y La Plata no es la excepción, así lo manifestó un padre en las redes sociales al ver como su hijo no tenía camas para ser atendido luego de infectarse de COVID-19. “Estuvo 2 días con máscara de oxígeno en la guardia”, detalló el hombre.

//Mirá también: “Estamos todos desbordados”, aseguran desde el sector de Salud platense

Los especialistas vienen alertando sobre la situación crítica que se vive en la capital bonaerense por el aumento abrupto de casos positivos. En primera persona, un padre contó lo que le tocó vivir luego de que su hijo sea diagnosticado con coronavirus y tuviera problemas respiratorios.

Raúl Frías contó en su cuenta de Twitter que “en La Plata en el Hospital Español, el más importante de la ciudad, el domingo por la tarde la guardia no recibía a mi hijo por falta de camas”. Al mismo tiempo detalló que “estuvo 2 días con máscara de oxígeno en la guardia”.

Sobre los días previos a ir al hospital, en diálogo con 0221, Ruiz detalló como se complicó el cuadro: “El sábado se siguió agravando y el domingo lo llamábamos pero no atendía, por lo que tuvimos que entrar a la casa y lo encontramos en un estado totalmente ido, lo vestimos y lo llevamos a la guardia”.

A pesar del cuadro delicado del paciente “tuvimos que insistir para ingresarlo al hospital”. Cada hora que pasaba el cuadro empeoraba pero en el hospital no tenían lugar para atenderlo en terapia por lo que “lo tenían en la camilla con máscara de oxígeno”.

Ante la falta de soluciones en el lugar, la familia se puso a buscar una cama en toda la ciudad: “Me puse a buscar camas para él por todos lados, San Juan de Dios, institutos privados y en ningún lado había disponibilidad”. Como la situación empeoraba, desde la centro de Salud se comunicaron con ellos y les dijeron que habían improvisado un lugar y lo entubaron, es por eso que recién el día martes se liberó una cama y pudo ingresar a la “UTI entubado” ya que “saturaba oxígeno al 60%”.

Pasamos una angustia de dos días sin saber si mi hijo iba a recibir la asistencia que correspondía porque no había lugar”, señaló y remarcó que cuenta su historia para que no se subestime la situación sanitaria que está atravesando Argentina en este momento. Y concluyó aclarando que “todos los médicos y enfermeros hicieron un excelente trabajo, tuvieron una muy buena atención y paciencia en medio de una situación muy angustiante para todos”.