El ex jugador de Estudiantes de La Plata, Diego García, denunciado por violación deberá ir a juicio oral en la próxima sesión con las autoridades de la justicia ya que el juez, Pablo Raele confirmó la investigación de la fiscal Cecilia Confield y precisa analizar con perspectiva de género.

Hace un poco más de dos meses una joven hizo la denuncia tomada como “abuso sexual con acceso carnal”. Después de escuchar a la víctima y a la defensa del acusado, en la resolución “el juez contestó cada uno de los planteos de nulidades de la defensa a cargo del abogado Diego Hernán Bandin”, confirmó 0221.com.ar.

Además, “descartó el sobreseimiento intentado por esa parte y recordó que el caso debe ser analizado “con perspectiva de género”. Para tomar esta decisión Raele se basó en las evidencias como las pericias médicas y los testimonios.

La pena de delito para Diego García podría ser de 6 a 15 años de cárcel. Foto: Archi

Unos días después de la presentación de la denuncia, fuentes oficiales le afirmaron al medio que “para la fiscalía no hay duda de que la autoría de la violación está probada, pero por el momento no le solicita la detención porque cree que no hay riesgos procesales, sin embargo planteó que el acusado no pueda salir del país ni que se acerque por ningún medio a la víctima”.

Según las declaraciones de la víctima el abuso ocurrió en una reunión en El Rodeo. Fue en febrero cuando García y otros futbolistas se juntaron con un grupo de chicas y el momento en el que el presunto agresor “metió en el baño a la joven, la golpeó y abusó sexualmente”.

La decepción de la víctima con el club de Estudiantes de La Plata

A través de sus redes sociales, la víctima manifestó: “realmente la situación me está sobrepasando. Como muchos de ustedes sabrán, hace alrededor de dos meses hice una denuncia contra Diego García, jugador de Estudiantes de La Plata, por abuso sexual. Y quiero hacer de público conocimiento mi desacuerdo e indignación con las decisiones tomadas por el club”.

La chica afirmó que después de tantos años de ser socia del club, se dio de baja. “Siempre sentí que fue mi segunda familia y mi segunda casa, pero hoy lamentablemente no lo siento así. El club dejó de representarme en el mismo segundo que no supo defenderme ni cuidarme”, escribió ella.

Por su parte, la institución deportiva dio su comunicado en Twitter manifestando que “como medida preventiva, que el jugador no se encuentre a disposición del cuerpo técnico hasta tanto se avance en la investigación del hecho y se esclarezca su situación procesal”.